Visita real a la Alhambra para inaugurar ‘La Granada zirí y el universo bereber’

La reina Letizia ha inaugurado la muestra en el palacio Carlos V, la cual manifiesta la importancia del pueblo bereber y su profunda influencia en la Península Ibérica

INAUGURACION EXPOSICION GRANADA ZIRI REINA LETIZIA - Dani B
La reina Letizia, junto a Luis Salvador, Juanma Moreno, José Guirao y Lucrecio Fernández | Fotos y vídeo: Daniel Bayona y cedidas por EFE y RTVE
María Soldevilla MéndezMaría Soldevilla Méndez
0

Desde el patio interior del palacio Carlos V se empiezan a vislumbrar flashes provenientes del exterior. A medida que avanza la reina, una fila de personas comienzan a tender la mano por turnos, haciendo que todos los presentes en el patio guarden un silencio sepulcral, únicamente roto por el sonido de sus tacones de aguja avanzando por el patio y el de las cámaras disparando a cada movimiento.

La reina Letizia ha inaugurado esta mañana de jueves la exposición ‘La Granada zirí y el universo bereber’, una manifestación de la importancia de este pueblo y su profunda influencia en la Península Ibérica tras su llegada a al-Ándalus, organizada por el Patronato de la Alhambra y Generalife y el Legado Andalusí, con la colaboración de la Fundación Doctora Leila Mezian.

Una hora antes de su entrada en el palacio, ya se formaba un pelotón de medios pidiendo expectantes la acreditación para acceder a los interiores. Medios locales, por supuesto, pero también procedentes de Madrid, todos presentes para cubrir el acto.

Con un traje de chaqueta con falda en gris azulado y bordados en azul, la reina se ha parado para dar los buenos días a los presentes y posar ante las cámaras con su característica formalidad. La acompañaban a la par el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández.

Representantes locales de la ciudad, entre ellos el alcalde Granada, Luis Salvador y El presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, esperaban en la galería del patio, con la separación de costumbre entre políticos y periodistas, la entrada a la exposición.

A continuación, la consejera de Cultura y Patrimonio, Patricia del Pozo, la directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, Rocío Díaz, y el comisario de la exposición, Antonio Malpica, han acompañado junto al resto de invitados a la reina en su recorrido por la muestra, en el cual han visitado las cuatro salas en las que se distribuye la exposición y la reina Letizia ha firmado en el Libro de Honor del monumento Peinador de la Reina. “La exposición parte de la base de un choque de culturas que es normal a lo largo de la historia, en concreto en el Mediterráneo, a raíz de que el islam se instala y se establece un principio de unidad religiosa”, ha explicado Malpica previamente.

En este sentido, según este profesor de la Universidad de Granada, la muestra quiere servir de punto de “entendimiento entre dos culturas que han estado ajenas la una a la otra”, siendo la bereber la más importante “numéricamente” en la cultura mediterránea, con influencias del mundo fenicio púnico y romano, entre otras civilizaciones.

Así, forman parte de la muestra piezas como el bote de marfil de la catedral de Narboma, el surtidor de fuente con forma de León de la colección del Museo Nacional de Setif, procedente de la Qla de los Banu Hammad, o la colección de piezas del siglo XI del Museo del Louvre. El brocal de pozo del Museo de Santa Cruz de Toledo, el tesorillo de moneda del Museo de Jaén o los huevos de avestruz de la necrópolis de Vilarricos de Almería del Museo Arqueológico Nacional, son otras de las obras que acoge esta exposición, cuya sala central gira en torno a las grandes dinastías norteafricanas como son los almorávides y luego los almohades.

Camino de la Sala de los Reyes, en el famoso Patio de los Leones, Letizia se ha cruzado con un grupo de escolares a los que se ha acercado a saludar, departiendo con ellos y haciéndose alguna fotografía para el recuerdo. Una imagen similar se ha repetido, a su salida por la puerta del Palacio de Carlos V, cuando ha podido saludar también a curiosos y turistas que la han recibido con algunos “viva España” y aplausos. Los más atrevidos le han pedido los consabidos ‘selfies’, y la reina ha accedido, departiendo, también en inglés, con distintos grupos de visitantes.

Tras la exposición y de manera conjunta con el Reino de Marruecos, se pondrá en marcha un gran museo bereber permanente en la ciudad granadina, con fondos permanentes de esta colección privada, también en el recinto de la Alhambra.

 

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario