Ventajas e inconvenientes de las cafeteras de cápsulas

Se han ganado un hueco en nuestras cocinas, pero aún no sabemos muy bien si es una opción mejor o peor que la de las tradicionales

cafe
Las cafeteras de cápsulas, cada vez más usadas entre la población
Sandra MartínezSandra Martínez
0

Los españoles tomamos una media de cuatro tazas de café al día entre semana. Realmente, somos muchos los que no podríamos vivir ni despertarnos sin un sorbo de él. Pero, cada vez más, se demanda una mayor calidad del producto, por lo que, en los últimos años, muchos amantes del café han decidido comprar una cafetera de cápsulas para disfrutar en casa de un café como el del bar.

Este tipo de cafeteras exprés tienen numerosas ventajas, pero, también, algún que otro inconveniente. Entre los pros destacan:

  1. Son cómodas y fáciles de usar, solo se tiene que meter la cápsula y apretar el botón.
  2. Las cápsulas permiten conservar las propiedades del café en mejores condiciones y, además, son muy rápidas.
  3. Permiten elaborar otras bebidas calientes, como té, chocolate, etcétera.
  4. Se obtiene un café de muy buena calidad.

A pesar de todas estas ventajas, existen también diversos contras:

  1. A largo plazo, este sistema es más caro. El precio de las cápsulas suele ser bastante elevado, incluso el de las marcas blancas. Esto hace que, en ocasiones, dejen de usarse.
  2. Una crítica común es que las cápsulas generan muchos residuos. No son fáciles de reciclar, ya que se deben separar sus partes.

Algunas de ellas ronda un precio aproximado de unos 100 euros y son las siguientes:

  • De’Longhi Pixie EN124.S -usa cápsulas de Nespresso
  • De’Longhi EDG 305 Mini Me -funciona con cápsulas de Dolce Gusto
  • Philips L´OR Barista LM8012/60 -si prefieres cápsulas de L´OR
  • Bosch Tassimo Happy TAS10006GB -con cápsulas de Tassimo (estas son las más baratas).






Se el primero en comentar

Deja un comentario