Vecinos de Casería de Montijo denuncian sentirse amenazados por un vecino: “No podemos más”

En dos bloques de la calle Ronda de Alfareros llevan años conviviendo con un inquilino con "problemas mentales" que les insulta y les amenaza cada vez que se lo cruzan por el edificio

PANTALLAZO VECINO PROBLEMATICO
Captura de uno de los vídeos grabados por los vecinos | Foto y edición de vídeo: Dani B
GranadaDigitalGranadaDigital
0

“No podemos más”, es la frase que mejor resume la situación por la que están viviendo los vecinos de dos bloques de la calle Ronda de Alfareros de Granada. Llevan años conviviendo con un inquilino que, debido a sus problemas mentales, les insulta y les amenaza cada vez que se lo cruzan por el bloque. Además, según cuentan los vecinos afectados, ha provocado diversos destrozos en las zonas comunitarias y en las puertas de los pisos colindantes al suyo que han tenido que arreglar en varias ocasiones.

Se trata de un hombre de unos 40 años que hace unos años perdió a su madre, que era el único familiar directo que le quedaba, por lo que ahora vive solo y sin la asistencia médica que necesita. “Llevamos mucho tiempo con esta situación y con el confinamiento se está haciendo insostenible porque este vecino cada vez es más agresivo y tememos por nuestra vida”, explica a GranadaDigital Pedro, uno de los vecinos afectados, quien continúa diciendo que han intentado ayudar a este hombre en varias ocasiones “dándole comida o, incluso, trabajo en días sueltos para que consiga algo de dinero con el que mantenerse aparte de la pensión que consiguió gracias a las gestiones de mi padre. También le hemos llevado a varias asistentas sociales para que le ayuden con la limpieza de la casa, pero todo es en vano”.

Las denuncias a la policía se han hecho constantes, aunque “según nos dicen los agentes, no hay motivos suficientes para detenerlo, por lo que le toman declaración y lo vuelven a dejar en libertad”, lamenta Pedro.

Una de las denuncias puesta por los vecinos de Casería de Montijo

El último caso denunciado fue el pasado 7 de mayo, cuando este hombre rompió la ventana del dormitorio de una de las vecinas, que vive de alquiler y a la que, al parecer, acosa con cierta regularidad “diciéndole cosas obscenas, metiendo cartas y fotos suyas por debajo de la puerta, a la que da besos y escupe. Además, ha amenazado a los compañeros que viven con ella, porque dice que son ellos los que no la dejan mantener una relación con él”, comenta.

Además, Pedro nos cuenta que este vecino ha ocasionado varios destrozos en el bloque como rotura de las bombillas de los pasillos, quema de contadores de la luz debido a sus enganches ilegales e inundaciones en una habitación comunitaria ya que “se dedica a romper los grifos de su propia cocina a mazazos” y reitera que tienen miedo de salir a la calle porque tienen que pasar por delante de su puerta y “en varias ocasiones nos ha amenazado con un cuchillo de grandes dimensiones e, incluso, tenemos vídeos donde se ve cómo se lo intenta clavar él mismo”.

“Entendemos que tanto la policía, servicios sociales, sanitarios etc., están haciendo lo que pueden, pero no es justo que una persona tenga amenazada y amargada a dos comunidades enteras de vecinos y que nadie pueda darle una solución. Lo único que pedimos es que se le dé la mejor solución para todos y si él necesita tratamiento médico, ingreso o lo que los profesionales consideren, que se lo den, y nosotros podamos vivir tranquilos, ya que muchos estamos con tratamiento por depresión y ansiedad por su culpa, y así no se puede vivir”, concluye este vecino.





Se el primero en comentar

Deja un comentario