Los vecinos del Albaicín relatan como vive el barrio los altercados producidos durante las noches

Los habitantes de la zona reclaman más presencia policial para detener una ola de crímenes "intensa"

FOTOS ALBAICÍN y SACROMONTE (10)
Imagen de una calle del Albaicín | Foto y vídeo: Javi Gea
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
2

El barrio del Albaicín es el centro de la atención durante los últimos días en Granada debido a los altercados que se están produciendo por las noches, en las que se han perpetrado robos, algunos de ellos con violencia. Los vecinos dan su punto de vista de la situación y ofrecen algunos testimonios vividos en persona. Una de las principales conclusiones es que las personas mayores son las más afectadas y, por consecuencia, las que sienten más temor. En el vídeo que acompaña esta noticia, también disponible en el canal de Youtube de GranadaDigital, se puede escuchar a los habitantes del barrio granadino.

Lo cierto es que el Albaicín no parece el Albaicín. El Covid-19 ha provocado que las calles de la zona estén poco transitadas o que el mirador de San Nicolás esté completamente vacío a media mañana. Algunos testimonios apuntan a que esta circunstancia es partícipe de lo que está ocurriendo en las últimas semanas. “Antes los que sufrían los robos eran los turistas”, declara un residente. Un vecino del barrio, que ha afirmado llevar 41 años viviendo en el Albaicín, ha explicado que estas “olas” de criminalidad han ocurrido en otras ocasiones, pero reconoce que últimamente ha detectado una especial intensidad.

Testigos de un atraco y de una agresión

Uno de los entrevistados ha relatado que hace pocos días vivió como atracaban a su vecina. “Ella llegaba a casa después de su diálisis y la arrinconaron, le cortaron la correa del bolso, se marcharon corriendo y se perdieron por las calles”, ha explicado el caballero. Una propietaria de un negocio de la zona ha detallado también que presenció una agresión en el negocio que se encuentra enfrente del suyo. “El muchacho llegó ebrio y sin mascarilla. Le pidieron que se la pusiera y le agredió”. Esta mujer ha reclamado más presencia policial en las calles tras admitir que no se siente tranquila.

Los hechos acaecidos han causado que el toque de queda sea distinto para buena parte del vecindario, ya que cuando anochece la circulación de personas en las calles se reduce todavía más. “Yo tengo que salir por las noches a pasear a mis perros. Te cruzas con chavales que no conoces y no sabes por donde te van a salir. Por quitarte la cartera te pueden dar una paliza o pincharte”, declara un hombre.

Las personas jóvenes que han atendido al micrófono de GranadaDigital tienen un punto de vista distinto. Un chico natural de la zona ha explicado que él no ha vivido ningún episodio cercano por ahora. Posteriormente ha agregado que la falta de sustento debida a la crisis económica tiene relación con el aumento de los delitos. “Somos una piña y tenemos que ayudarnos entre nosotros”, ha señalado. Otro joven, que lleva un tiempo residiendo en el barrio, ha admitido que se siente con seguridad para caminar por el Albaicín poco antes de las diez de la noche. “En la zona Norte de Granada tampoco se puede ir con tranquilidad a las nueve y media de la noche”, ha argumentado. Estos testimonios son un reflejo de que las personas mayores son más vulnerables y por lo tanto más precavidas.

La organización de patrullas vecinales es un remedio que no puede ser para siempre, algo que saben los propios habitantes del Albaicín. La petición de mayor presencia de agentes policiales es la más reiterada por los entrevistados, que esperan que las cosas mejoren lo antes posible para que la tranquilidad reine en las calles.







Comentarios

2 comentarios en “Los vecinos del Albaicín relatan como vive el barrio los altercados producidos durante las noches

  1. Aunque no se diga claro muchos de ellos son “menas” que ya sabemos que han venido a pagar las pensiones con su trabajo

  2. Aunque en este video no los nombre, todo el mundo sabe que son los querido “menas” que nos han metido en el barrio, muchos de ellos son indocumentados que ni siquiera son menores de edad. Tanto ayuntamiento como gobierno central deberían ponerse las pilas, necesitamos más policía en el barrio y que esos supuestos menores de edad sean repatraidos cuanto antes a su país y esten con sus familias. No hay derecho a que no podamos andar tranquilos por nuestra ciudad. Como siempre somos los vecinos los que pagamos el pato de la dejadez de las administraciones

Deja un comentario