Un sueño al alcance de pocos

David Sánchez y Nico Baun recorrerán los algo más de 70 kilómetros que separan Motril del pico del Mulhacén en apenas día y medio

alpuja-kLs-U140334040096RAG-624x385@Ideal
David Sánchez y Nico Baun | Foto: Gabinete
Paco García
0

Hay dos granadinos que están muy cerca de lograr un hito verdaderamente espectacular: ascender corriendo más de 70 kilómetros de distancia hasta el pico del Mulhacén desde Playa Granada. Para que se hagan una idea, es la distancia equivalente a caminar desde Velilla hasta Granada capital, solo que este viaje contará con un desnivel aproximado de unos 4.000 metros. Nico Baun y David Sánchez, además de todo su equipo, serán los encargados de hacer lo imposible en posible; “los sueños en realidad”, como dicen ellos mismos.

Estos dos deportistas alpujarreños darán el pistoletazo de salida de este reto deportivo el sábado desde Motril, más concretamente en Playa Granada. En la primera etapa llegarán hasta Capileira, recorriendo un total de 48 kilómetros sobre asfalto con una pendiente muy considerable. Culminarán la machada el domingo, cuando lleguen pico más alto de la Península Ibérica, el Mulhacén (3.479 metros sobre el nivel del mar) a eso de las 14 horas.

“Es la distancia más larga que vamos a afrontar corriendo”, admite Nico Baun, que al mismo tiempo asegura que este reto le da “respeto”, ya que al asfalto no están tan acostumbrados. El orgiveño espera que sus lesiones le respeten y no haya muchas complicaciones. Al mismo tiempo, David Sánchez, de Lanjarón, teme algo más a la recuperación física de cara a la segunda etapa: “Espero que no tengamos un desgaste excesivo el primer día y que el segundo nos veamos fuera de tono”. 

Los dos deportivas que encabezan el #CaminoSanSoñado, llevan preparando este nuevo reto desde noviembre de 2019 y fijaron su fecha para comenzarlo el 31 de octubre de 2020. Sin embargo, el Covid volvió a aparecer para lastrar la hazaña y hubo que buscar una nueva fecha. Inmersos en su preparación, el confinamiento pilló a Baun en Nueva Zelanda, y Sánchez se fue a Cazorla, donde tiene una finca para poder pasar el aislamiento domiciliario entrenando. “A mi no me afectó mucho, porque en Nueva Zelanda el confinamiento no era tan estricto”, afirma Baun. A pesar de tener que retrasar la fecha, Sánchez cree que “los entrenamientos no son una losa más, lo hacemos porque nos gusta. Es como empezar otra temporada”, matiza.

No es la primera vez que los dos deportistas realizan un reto de lo más llamativo. En 2018 se recorrieron el Camino de Santiago desde Órgiva en bicicleta. Tardaron 20 días en recorrer España con un peso de 1.300 kilómetros en sus piernas. “Es nuestro espíritu de luchadores y soñadores. Somos deportistas amateurs, pero a la hora de marcarnos un objetivo lo queremos cumplir” destaca un convencido David Sánchez. Tampoco para Baun supone un sobresfuerzo, ya que “nos lo pasamos bien, vamos cantando, bailando… Tenemos muy buenas experiencias”, señala el orgiveño. 

El domingo, cuando lleguen a la cima del Mulhacén esperan poder hacer una meta humana si el tiempo lo permite. “Tenemos la suerte de contar con amigos y familiares que van a subir con nosotros al Mulhacén. No vamos a emocionarnos mucho por el Covid, pero va a ver fiesta porque la ocasión lo merece” afirma sonriente Baun. Su compañero Sánchez espera celebrarlo “con un buen bocata de jamón” junto a su gente.

Ambos están focalizados en lo presente, aunque aseguran estar preparando más retos para el futuro, ya que “el #CaminoSanSoñado no es solamente cumplir un reto y nada más, es una filosofía de vida”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario