Un reto solo para los más capacitados

Salvador Jiménez, delegado en Málaga de la Andade, cumple el reto de realizar un recorrido desde Coín hasta la Hoya de la Mora

WhatsApp Image 2020-10-24 at 20.58.29
Imagen de Salvador durante su trayecto de más de 200 kilómetros | Granada Digital
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

“Que nadie crea que no puede”, esas son las palabras de Salvador Jiménez Luna. Salvador es el delegado de Andade, la Asociación Española de Amputados, en Málaga. El representante de Andade completó este sábado, junto a seis acompañantes, un reto que consistió en un recorrido en bicicleta de Coín hasta la Hoya de Mora. Este ciclista es amputado femoral, pero esto no le impide ser un deportista sobresaliente. Salvador realiza un reto anual como algo personal que él se propone. El pedaleante es un gran activista de los intereses de los amputados, a los que anima a buscar una vida plena sin ponerse limitaciones.

Salvador y su grupo salieron este sábado por la mañana desde Coín a las 08:20 horas. Tras 186 kilómetros, llegaron a Granada sobre las 16:00 horas. Todavía quedaba un gran esfuerzo hasta llegar a la Hoya de la Mora. El grupo pretendía llegar hasta el Veleta, pero las primeras nieves de la temporada impidió subir hasta el pico. La expedición llegó al punto final a las 19:10 horas después de 211 kilómetros.

“Todos los años hago un reto, pero como este año todas las carreras están canceladas me decidí por este”, declara el protagonista, que alberga la motivación de “animar a otras personas capacitadas” para “que nadie crea que no puede”. Salvador afirma que él y su grupo tuvieron la suerte de disfrutar “un día estupendo” durante su trayecto. Salvi Sánchez, Juan Antonio Cruz, Miguel Ángel Florido, Andrés Santos, Rafael Sepulveda y Javier González fueron sus acompañantes en esta apasionante aventura.

Imagen del grupo ciclista | Granada Digital

El delegado de Andade explica que una de las labores de la asociación es ayudar y dar consejo a personas amputadas. Salvador explica que una de sus principales luchas es la equidad en el reparto de buenas prótesis, pues dice que hay diferencias entre las que se reparten en unas comunidades y otras. “Existe una discriminación entre comunidades distintas, algo que se hace más palpable si nos comparamos con el resto de Europa, donde hay muy buenas prótesis”. Una prótesis adecuada es un factor fundamental para que una persona amputada tenga una mejor calidad de vida.

Las circunstancias del coronavirus han impedido que Salvador participe en desafíos mayores como un Ironman, aunque su mayor satisfacción es poder disfrutar del deporte y demostrar que si algo le caracteriza es que está muy capacitado.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario