Un Juzgado revoca la adopción de un perro por incumplimientos y ordena devolverlo a la protectora

Una de las dificultades en este tipo de causas es que no existe una figura jurídica adecuada para los contratos de adopción de animales, pese a la gran cantidad que se realizan cada año

perros-protectora-animales-abandono-animal
Imagen de archivo de perros en adopción
E.P.
0

El Juzgado de Primera Instancia 1 de Granada ha revocado la adopción de un perro que un particular hizo en 2016 con una asociación animalista por incumplir varias de las obligaciones que se estipulaban en el contrato que firmaron las partes y ha ordenado devolverlo al colectivo.

Se trata de una de las primeras sentencias de España que revocan la adopción de un animal, en el marco de un proceso impulsado por la ‘Asociación Animalista Peludísimos Granada’ para dar con este perro de raza podenco llamado Brenda, después de que la persona que lo adoptó dejara de darles información sobre ella incumpliendo lo acordado.

En el fallo, al que ha tenido acceso Europa Press, el Juzgado estima la demanda interpuesta por la asociación animalista frente a esta persona y revoca la adopción. Además, condena a la parte demandada a devolver el perro al colectivo y declara nula cualquier transmisión que en este tiempo se haya podido realizar de él, según consta en la sentencia, contra la que no cabe recurso.

El juicio por estos hechos se celebró el pasado 11 de diciembre y entre las pruebas que se han presentado por la asociación se encuentran tanto el contrato de adopción como una serie de conversaciones por Whatsapp en las que el demandando se negaba a decirles dónde estaba Brenda, según ha relatado a Europa Press el letrado que ha llevado el caso, Aritz Toribio, especializado en Derecho Animal.

Una de las dificultades en este tipo de causas es que no existe una figura jurídica adecuada para los contratos de adopción de animales, pese a la gran cantidad que se realizan cada año, y no hay jurisprudencia al respecto. Por ello, en este caso se ha tratado jurídicamente la adopción de Brenda como una donación.

La demanda fue admitida a trámite en el Juzgado y el adoptante se declaró en rebeldía. Para dictar sentencia, la rebeldía debía ser notificada al demandado, pero el hombre falleció en junio del año anterior.

Pese a ello, la asociación mantuvo su demanda y la vista se celebró el pasado diciembre, tras lo que el juzgado ha revocado la «donación» de Brenda, cuyo paradero aún desconoce el colectivo. Sospechan que la tiene otra persona y si la localizarán reclamarán su devolución.

La asociación demandante ha señalado que están para ayudar a los animales y cuentan con los recursos legales suficientes para hacer cumplir los llamados contratos de adopción, «que no dejan de ser obligaciones inter partes», aunque hacen un llamamiento para que se legisle y se cree una figura jurídica adecuada para ellos.



Se el primero en comentar

Deja un comentario