Un joven estafa para obtener la residencia en Granada con la falsificación del resguardo de pago de la matrícula de la UGR

El investigado renovó su permiso para residir en la ciudad por estudios en varias ocasiones

Policía Nacional - estafa
La Policía Nacional ha investigado este caso en colaboración con la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno de Granada | Foto: Policía Nacional
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno de Granada, han esclarecido un delito continuado de falsedad documental que habría cometido un ciudadano extranjero que, con la falsificación de su certificado de pago de matrícula, obtuvo y renovó su permiso de residencia por estudios.

Las investigaciones las iniciaron agentes de la UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras tras recibir un escrito de la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno de Granada solicitando investigaciones sobre una serie de documentos entregados por un ciudadano marroquí para un trámite de renovación de autorización de residencia por estudios.

La falsedad se remontaba a años atrás

Los policías comprobaron que la falsedad se remontaba a años atrás, cuando esta persona se matriculó en la Universidad de Granada y fraccionó el pago de la matrícula, abonando solamente el primero para, presuntamente, utilizar este documento para obtener una autorización de residencia por estudios sin llegar a presentarse a ningún examen.

El investigado habría renovado en varias ocasiones la autorización de residencia, al parecer falsificando tanto el certificado de aprovechamiento del curso como las sucesivas matrículas de otras facultades y el sello de la entidad bancaria que acreditaba el pago.

Los hechos se descubrieron al advertirse, entre los documentos aportados en un recurso administrativo contra la denegación de la residencia de este ciudadano, documentos que no se correspondían con la realidad de los estudios que supuestamente cursaba en la Universidad de Granada.

Los hechos ya han sido comunicados a la autoridad judicial.



Se el primero en comentar

Deja un comentario