“La mayoría de residencias no tenemos culpa de lo que ha pasado con el virus”

El centro Geriatric 21 XXY de Cúllar Vega es un ejemplo de contagio cero en la provincia de Granada

geriatric xxy
Usuarios del centro Geriatric 21 XXY de Cúllar Vega | Foto: Cedida
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

Los últimos datos oficiales que se tienen en Andalucía hablan de más de 400 muertes de mayores relacionadas con el coronavirus en residencias. Una cifra a la que hay que sumar la de más de 3.000 sanitarios infectados por Covid-19, tras realizarse los test pertinentes.

La voz de alarma por la extensa muerte los mayores en centros geriátricos pronto saltó a periódicos y telediarios. Una situación que se ha dado en todo el país, pero que muchos defienden ante una situación de pandemia mundial.

“Pienso que la mayoría de residencias lo han hecho bien. La información ha sido tardía y poca. Los centros que han registrado casos tienen grandes equipos médicos. Pero había que poner solución antes de que entrara en virus, no después”, comenta el doctor Juan Antonio Almazán, director médico de la residencia Geriatric 21 XXY de Cúllar Vega, un centro que no ha registrado ningún caso de coronavirus entre sus mayores.

La clave, según desvela este médico, ha sido la exageración de las medidas higiénicas antes de que las autoridades sanitarias empezaran a reaccionar. “En el momento que tenemos noticias no dejamos entrar a familiares y ponemos medidas higiénicas severas. Creamos un circuito de entrada y salida para que familiares de usuarios enfermos graves pudieran entrar con medias higiénicas muy importantes.  Aquí priorizamos lo sanitario a lo social”, afirma el doctor Almazán.

Y es que, este médico reconoce que en el ámbito sanitario ya se había prohibido las reuniones y congresos días antes de que se decretara el estado de alarma, por lo que sabía que no era un virus normal. “Esa ha sido la clave. Uno de los motivos. Además de que tenemos un equipo sanitario de calidad”, ha comentado.

Almazán reconoce que no había mascarillas al principio, por lo que se tuvo que hacer un trabajo de acopio importante. Un esfuerzo que no es suficiente sin una clave que subraya este doctor. “Se formó a todo nuestro equipo sobre cómo hay que utilizar los medios y para qué sirven. Eso es imprescindible”.

Sin medios ni ayudas

El doctor Juan Antonio Almazán también denuncia la situación a la que el Gobierno ha dejado a muchas residencias del país, algo que ha vivido en sus carnes. “Las primeras mascarillas las tuvimos que comprar en una farmacia porque no había. Más tarde nos han donado bastantes y hemos hecho acopio”.

Almazán reconoce que las ayudas han tardado y han sido pocas y que los test PCR no han llegado a tiempo. Pero, con lo que más han sufrido los centros ha sido con la falta de personal. “El equipo de enfermería se lo llevó el SAS. Los formamos y se los llevaron. Este fue un momento crítico que pasamos”, ha reconocido.

Una situación, la de esta pandemia, que parece haber dado un respiro a las residencias, aunque no se puda bajar la guardia. De todas maneras, este experimentado médico afirma que “todo volverá a la normalidad” y esperemos que así sea.





Se el primero en comentar

Deja un comentario