Un día de emoción desde los ojos de los más pequeños

Sebas, de tan solo dos años de edad, ha salido de nuevo a las calles de Granada tras más de cuarenta días en casa

Foto-Niño
El pequeño Sebas se dirige a salir de casa | Edición: GranadaDigital
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

Miles de niños han vivido este domingo en Granada un día especial. Volvían a pisar la calle tras más de 40 días encerrados en sus hogares. Eso sí, han podido salir con algunas normas como no acercarse a sus amigos y no alejarse mucho de sus casas, siempre con la compañía de un adulto a su cargo.

Uno de estos casos ha sido el del pequeño Sebas, que con solo dos años se preguntaba diariamente cuándo iba a poder salir con su patinete a las calles de su barrio. “Desde por la mañana quería salir”, ya que veía movimiento desde la ventana. Sus padres no han podido con las ganas, que han acabado desistiendo de la idea de sacar a su hijo después de comer para hacer el día más llevadero.

Este niño que va a cumplir tres años, ha vivido un día lleno de curiosidades y alegría. Pero también de las inseguridades propias de su edad. “Al principio le daba vergüenza salir con la mascarilla, pero cuando ha visto que el resto de niños la llevaba se ha olvidado”, ha narrado a GranadaDigital Ana, la madre del protagonista del día.

“Lo peor ha sido después. Desinfectar el patín, que no se tocara la mascarilla”, dice la mamá de Sebas, agobiada por las medidas de precaución higiénicas tras pisar la calle. Aunque, habrá que adaptarse, porque el pequeño de la casa ya preguntaba antes de comer que cuándo le toca salir con papá. Menos mal que le ha quedado claro que hasta mañana nada.

Un día especial y distinto dentro de esta pandemia que nos ha tocado vivir. Un momento de emoción desde los ojos de Sebas, que ya planea celebrar su próximo cumpleaños en un ‘parque de bolas’, aunque habrá que explicarle que para eso queda algo más de tiempo.





Se el primero en comentar

Deja un comentario