Un año de la toma de posesión del gobierno bipartito en Granada

Luis Salvador cumple un cuarto de mandato con un presupuesto aprobado para la ciudad tras cinco años con las cuentas prorrogadas y en plena crisis del coronavirus

Pleno Investidura nuevo alcalde Granada 2019-2023 Dani B-23
Pleno de investidura de Luis Salvador como alcalde de Granada | Foto: Dani Bayona
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

Hace justo un año, el 15 de junio de 2019, saltaba la noticia: Luis Salvador se convertía en el nuevo alcalde de Granada. El anuncio sorprendió a muchos. Ciudadanos cogía las riendas de un gobierno municipal con cuatro de los 27 concejales del Ayuntamiento, con el apoyo de PP y Vox y sin una fórmula clara de estructura de gobierno.

El asombro de la elección también llegó porque horas antes, Sebastián Pérez había anunciado que sería él el alcalde. Pero, finalmente, su partido le dio el apoyo a la formación naranja para crear un equipo de gobierno de once concejales (4+7).

A partir de aquí, llegó un turno de declaraciones en el que el candidato del PP, Sebastián Pérez, defendía una alternancia en el bastón de mando de dos años por partido. Luis Salvador, en cambio, da por cerrado este capítulo desde hace tiempo y hasta el último día de mandato.

El final de este culebrón político-social llegó con la “dimisión irrevocable” de Pérez como presidente del PP, al entender que, al no tener “el apoyo, ni el respaldo, ni el respeto” ni de la regional ni de la nacional, “es muy difícil hacer política”. La decisión llegaba tras una supuesta imposición del partido de votar a favor de una comisión de contratos propuesta por Vox, área de la que se hizo responsable al principio del mandato y que fiscalizaba su trabajo.

Desde entonces, ni una mala cara entre PP y Cs. Han gobernado en conjunto y con las áreas de cada uno definidas. La única discrepancia pública que se pudo ver fue la del concejal naranja Manuel Olivares por discrepancias con la gestión de fondos europeos para el empleo. Otro capítulo que el alcalde dio por saldado.

Presupuesto

El mandato empezó con la amistad de Cs, PP y Vox. Pero, la formación municipal encabezada por Onofre Miralles, pronto se desvinculó y la desvincularon del equipo de gobierno. A día de hoy, la aprobación de un presupuesto tras más de cinco años en la ciudad de la Alhambra ha cambiado los colores de las alianzas. El Ayuntamiento de Granada actualizará las actuales cuentas municipales en virtud de un acuerdo firmado por el equipo de gobierno local, de PP y Cs, con el apoyo del PSOE. Se espera que se materialice en julio.

Una mano tendida del líder de la oposición, Francisco Cuenca, que invitó al resto de fuerzas políticas a sumarse al acuerdo, como grupo mayoritario tras las elecciones municipales de hace un año, como “un compromiso” con la ciudad, más en un momento en que vive la que ha definido como su “peor crisis” desde la Guerra Civil.

Covid

Esa alianza y aprobación de las cuentas municipales tenían también una situación sin precedentes. El acuerdo de presupuestos para la reconstrucción de la ciudad alude a los estragos que ha causado la pandemia de covid-19 en Granada, con casi 290 muertes.

Según el texto firmado por Olivares, Díaz y Cuenca, el Ayuntamiento de Granada, en este contexto, “ha encontrado en el trabajo unido de gobierno y oposición la mejor manera de dar respuesta a una situación completamente desconocida y que ha puesto a prueba todos los resortes sociales en este consistorio”.

Un acuerdo en el que también se habla de una reforma de las ordenanzas fiscales y una revisión del IBI para el 2021, la aprobación de un nuevo PGOU y la coordinación metropolitana para una movilidad más sostenible.

Modelo de movilidad con visión europea

Carriles bici sin sentido, conexiones inacabadas y una educación vial de convivencia cuestionable han sido algunas de las características de Granada en cuanto a la movilidad. El concejal de Movilidad de Granada sorprendió a muchos con un cambio de modelo en la ciudad. Circulación de bicicletas y patinetes integrados en la calzada, reducción de la velocidad en estos carriles a 30k/h y preferencia al transporte público. Una renovación en la forma de entender la circulación de la urbe sin ningún tipo de obra y con una visión europea. Un proyecto impensable para muchos cuando el PP presentó en las elecciones una aspiración de túnel subterráneo para canalizar el tráfico por debajo de la ciudad.

Impulsos

La buena sintonía y colores que comparten el Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía se ha visto reflejada en varias ocasiones en lo que llevamos de año político.

El mismo pacto a nivel andaluz que municipal ha servido para impulsar la Capitalidad Cultural 2031 sacando pecho en Fitur, la reconversión del eje Palencia-Arabial o las inversiones que anunció la Alhambra en la ciudad.

De cara a este año habrá que ver cómo se gestiona y lleva a cabo el presupuesto municipal, cómo sale Granada de la crisis del Covid o si la figura de Sebastián Pérez reaparece reclamando la alternancia en la alcaldía





Se el primero en comentar

Deja un comentario