Un análisis para no bajar la cabeza

El Covirán Granada cayó derrotado en Lleida 78-70 ,en la que era una oportunidad de afianzarse en los puestos altos

fundacion cb granada pablo pin
Pablo Pin , en Lleida | Foto: PHOTOGRAPHERSPORT
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

Era una oportunidad para demostrar que el Covirán Granada es claro opositor a jugar el año que viene entre los mejores equipos del baloncesto español. La probabilidad estaba de cara de los rojinegros, pero un partido muy igualado en Lleida y  dos parciales al final del segundo y último cuarto fueron la condena. La derrota del equipo de la Alhambra dejó otros puntos para el análisis, aunque la vista esté fijada en volver a levantar la ilusión en casa ante Huesca.

  • Bajas: El Covirán Granada llegó a tierras catalanas sin tres jugadores importantes en el plantel de Pablo Pin. Alo Marín, Alejandro Bortolussi y Josep Pérez, que no pudo llegar y lo intentó hasta el final, no pudieron estar sobre el parqué de Lleida. Bajas que se notaron durante el partido.
  • Rebote: El conjunto rojinegro coge 36,4 rebotes por partido. En esta ocasión, el poderío físico de los granadinos no se dejó notar con solo 22 rebotes ganados en todo el encuentro.
  • Faltas: El equipo de Pablo Pin es el que más faltas recibe por partido. En concreto, 21,6 faltas de media. Llama la atención que los visitantes solo tiraran cuatro tiros libres en Lleida.
  • Un partido muy igualado: La intensidad física se dejó ver durante todo el encuentro. Una exigencia de fuerza que el Covirán pagó en muchas fases de la cita, en las que le costó anotar.
  • Mala racha: Dos parciales, uno al final del segundo (19-7) y otro en el último cuarto fueron la condena rojinegra. Una ventaja del rival que no supo doblegar.
  • Desconcentración: El partido empezó tarde. Las movilizaciones a nivel nacional por el Día de la Mujer hizo que el autobús del Covirán llegara tarde a su cita, hecho que generó retraso.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario