UGT reclama la prueba PCR de detección del Covid-19 para el personal de las residencias de mayores de Granada

Lo que reclaman es que esas pruebas se hagan y que sean gestionadas y realizadas a cargo de la empresa y no a cargo del propio trabajador

Trabajadora residencia de mayores
Una profesional atiende a una usuaria de una residencia | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El Sector de Dependencia de la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, reclama a las residencias de mayores de Granada, sin tener en cuenta de quien depende su gestión, se doten de todas las pruebas PCR necesarias para realizarlas a sus trabajadores y trabajadoras, ya sea a través de sus servicios de prevención o a través de la administración sanitaria.

El sindicato ha detectado que algunas residencias pretenden exigir a las trabajadoras y trabajadores del centro que, para poder incorporarse al trabajo después de las vacaciones, firmen una declaración individual acerca de que no tienen Covid-19 ni que han estado en contacto con personas que padezcan o hayan padecido la enfermedad, haciendo responsable a cada trabajador de su propia salud laboral, pretendiendo así eludir su obligación legal de aplicar la prevención de riesgos laborales.

En otros centros, se ha pretendido que los trabajadores y trabajadoras presenten, a título individual y corriendo ellos con los posibles gastos, un certificado médico donde se acredite que no tienen Covid-19, que debían presentar para poder seguir trabajando después de las vacaciones.

Los trabajadores y trabajadoras de este sector en ningún momento se niegan a hacerse esas pruebas, ya que las residencias sí está en su derecho de realizarlas para verificar si el estado de salud del empleado puede constituir un peligro para él mismo, para los demás compañeros o para otras personas relacionadas con la empresa, en este caso los residentes, personas de alto riesgo frente al Covid-19.

Lo que reclaman los trabajadores y trabajadoras de las residencias de mayores de Granada, apuntan desde UGT, es que esas pruebas se hagan y que sean gestionadas y realizadas a cargo de la empresa, ya sea a través de un servicio de prevención ajeno o a través del sistema sanitario público, recordando que es el empresario el que debe garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio, y que debe adoptar cuantas medidas sean necesarias. Por tanto, subrayan desde el Sindicato, la prevención es la prioridad y el test PCR es una medida claramente preventiva, y más en el caso de estos trabajadores que atienden a personas mayores.

Al no realizar las pruebas a los trabajadores, a entender de UGT, se está poniendo en peligro no sólo la salud laboral de la plantilla, sino también la de los residentes, que pertenecen al grupo de población más vulnerable, por lo que reitera la exigencia que a estos trabajadores se les realice, a todos, la prueba del Covid-19, para poder realizar sus funciones con seguridad hacia los residentes.





Se el primero en comentar

Deja un comentario