UGT denuncia a Ineprodes ante la Inspección de Trabajo por continuos retrasos en las nóminas

La representación legal de UGT en Ineprodes ha denunciado que las nóminas deben abonarse dentro de los cinco primeros días de cada mes

huelga-UGT-article
Banderín UGT | Foto: Archivo GD
GabineteGabinete
0

La representación legal de UGT ha denunciado a Ineprodes, responsable del Servicio de Ayuda a Domicilio en los Ayuntamientos de La Zubia, Loja y Cúllar, ante la Inspección de Trabajo, por incumplimiento reiterado del Convenio Colectivo de aplicación, que señala que las nóminas deben abonarse dentro de los cinco primeros días de cada mes.

Son ya numerosas las denuncias, tanto en la propia Inspección como en el SERCLA, que UGT ha tenido que interponer para que los trabajadores y trabajadoras  de estos municipios cobren su salario. Y todo esto, con el beneplácito de los correspondientes equipo de gobierno, incluidos los alcaldes y alcaldesas.

Para UGT, Ineprodes pretende obtener sus beneficios a costa de los derechos laborales de la plantilla, cuando estamos hablando de un servicio público, responsabilidad de los Ayuntamientos, que además cuando opta a la prestación del servicio, asume que tiene que respetar las condiciones laborales y salariales recogidas no sólo en el Convenio Colectivo sino en el propio Estatuto de los Trabajadores.

Así, denuncian desde el Sindicato, que son continuos los retrasos en el pago de las nóminas en los municipios donde Ineprodes se ha hecho con la prestación del servicio, incluso en ocasiones de varios meses. Sólo cuando la empresa se ve denunciada es cuando accede al abono de los salarios. Desde UGT se teme que vaya a pasar lo mismo en Albolote, donde Ineprodes también acaba de conseguir la contrata del servicio con el Ayuntamiento.

Desde el Sindicato se entiende que Ineprodes y los Ayuntamientos han establecido un pulso con los trabajadores y trabajadoras de la ayuda domicilio, usándolos como moneda de cambio. Y es que desde la Administración se establecen unos pliegos de condiciones administrativas con unas capacidades económicas muy bajas, para que los concursos no queden desiertos, que no aseguran ni la prestación del servicio ni el cumplimiento de los derechos sociolaborales por parte de las prestatarias, degradando así la calidad de los servicios públicos, y desmantelando el Estado de Bienestar.

Tras asegurar que se seguirá denunciando cualquier incumplimiento sociolaboral en Ineprodes, desde UGT se recuerda que los Ayuntamientos son los responsables últimos de prestar este servicio público fundamental, y no pueden “echar balones fuera”, ya que su obligación es velar por que se cumplan todas las obligaciones, incluyendo las laborales, para garantizar la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio en condiciones de calidad.





Se el primero en comentar

Deja un comentario