UGT denuncia “la gravísima situación” del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada

Por otro lado, la Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Granada solicitan "las dimisiones del concejal de Derechos Sociales y el de Personal"

El concejal de Derechos Sociales de Granada, José Antonio Huertas, en imagen de archivo -
El concejal de Derechos Sociales, José Antonio Huertas, en una imagen de archivo | Foto: Archivo GD
Gabinete
0

Los delegados y delegadas al 15 Congreso Provincial Ordinario de UGT, celebrado este 6 de mayo, aprobaron por unanimidad una resolución de urgencia, presentada por la Sección Sindical de UGT en el Ayuntamiento de Granada, por la que se denuncia “la gravísima situación del Área de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Granada por la falta de recursos económicos, falta de personal y abandono por parte del equipo de gobierno”.

“El Área de Derechos Sociales, no lo olvidemos, es la que se encarga de atender las necesidades más básicas de la ciudadanía más desfavorecida, de todos esas familias que se encuentran en situación de desempleo o de ERTE o con empleos muy precarios, y que tienen que hacer frente al pago de alquileres, agua, luz… Madres y padres que no tienen para dar de comer a sus niños/as. Y es a los servicios sociales adonde acuden buscando una solución a sus problemas”, indican desde UGT.

“La pandemia nos ha dejado un año difícil tanto en el ámbito sanitario como en lo económico y social. Se ha puesto de manifiesto el importante papel de los servicios públicos y de las ocupaciones esenciales. Se ha vuelto a demostrar la mayor virulencia con la que las crisis golpean a las personas más vulnerables que ya se situaban con anterioridad en una posición de desventaja en el mercado laboral: jóvenes, mujeres, migrantes, parados de larga duración, personas sin hogar…”, asegura también UGT.

“La actual situación de pandemia, con la crisis económica que lleva aparejada, solo ha venido a aumentar de forma exponencial este tipo de demandas. A las personas que ya se encontraban en situación de vulnerabilidad se unen las que antes vivían más o menos dignamente, con trabajos y viviendas estables, pero que hoy se ven en las ‘colas del hambre’. Por otro lado, esta importante falta de recursos y de personal genera problemas de salud e inestabilidad emocional del personal que trabaja absolutamente desbordado e influye negativamente en la calidad y eficacia del Servicio público, lo que se traduce en: dificultades de la población para contactar por primera vez con los Servicios Sociales; citas de primera atención con espera de un mes /mes y medio; gran retraso en la tramitación de expedientes, especialmente en los de Dependencia, lo que genera población mayor y dependiente desatendida, por no decir maltratada, y gran presión por parte de los usuarios que no ven resuelta de forma eficaz ninguna de sus demandas y necesidades, produciéndose situaciones de agresividad de forma frecuente”, añade el sindicato.

Ante esta situación, UGT considera que es “indecente que el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada no se haya tomado en serio esta situación desde el primer momento” y que en el Pleno “no firmara una moción en el mes de julio del pasado año declarando a los Servicios Sociales esenciales” y que durante todo este año sólo se hayan visto “ayudas de última hora, convenios con otras entidades, medias solucione, recursos a todas luces insuficientes para enfrentar la situación”. “Es indecente que igualmente se comprometieran a reforzar la plantilla, y no sólo no hayan aumentado la dotación de personal, sino que ni siquiera se hayan estado cubriendo las bajas por enfermedad o maternidad. El personal está exhausto, agotado y harto de no tener respuestas. Urge reforzar todas las figuras profesionales en todos los centros y dispositivos de derechos sociales, así como un sistema de recursos adecuado, para dar respuestas eficaces al aumento de la demanda y a la necesidad de la población más vulnerable de la ciudad de Granada”, indica el sindicato.

“De momento, el equipo de gobierno, con su alcalde a la cabeza, mira para otro lado. Los Servicios Públicos deben salir protegidos y reforzados de esta crisis. Por eso, desde UGT-Granada exigimos una mayor inversión, recuperar la financiación anterior a los recortes, así como plantillas adaptadas a las necesidades, estables y con salarios dignos. Solo así se pueden hacer efectivos derechos fundamentales como el derecho a la salud, a la educación o a la protección social, en igual de condiciones”, añade UGT.

Por otro lado, la Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Granada solicitan “las dimisiones tanto del concejal de Derechos Sociales, José Antonio Huertas, como del concejal de Personal, Francisco Fuentes”. La dimisión de Huertas la solicitan “por su incompetencia manifiesta para dirigir el Área de Derechos Sociales, por su incapacidad para responder en tiempo y de forma adecuada a las necesidades de refuerzo de personal que atiende a la ciudadanía más vulnerable y por su incapacidad de obtener del resto de concejalías el compromiso necesario para dotar al Área de Derechos Sociales de los recursos económicos y humanos necesarios”. La dimisión de Fuente las solicitan “por su manifiesta falta de sensibilidad con los problemas que sufre el Área de Derechos Sociales, por sus opiniones denigrantes sobre el trabajo que presta el personal de Derechos Sociales, por su intento de incumplimiento del Convenio Colectivo frenado por la representación sindical, por su negativa a evaluar la situación médica de su personal, por su negativa a crear plazas y por su negativa a realizar contrataciones de carácter urgente”.

Representantes de la Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Granada | Foto: Gabinete







Se el primero en comentar

Deja un comentario