La UGR vive su primer día sin alumnos tras el cierre de las aulas

Las facultades granadinas inician el ciclo de diez días sin clases presenciales tras la decisión tomada por la Junta

UGR vacia Carlos Gijon_-6
Un profesor prepara su materia educativa dentro de un aula vacía | Carlos Gijón
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

La Universidad de Granada ha vivido hoy su primer día de clases vacías. Las facultades de la centenaria institución han abierto este jueves sus puertas sin el habitual bullicio generado por sus estudiantes, que han tenido su primer día de clases virtuales. La jornada ha dejado imágenes peculiares como zonas precintadas en facultades o profesores solos en un aula dando clase a sus pupilos a través de la pantalla.

La UGR ha iniciado este jueves su ciclo de diez días sin clases presenciales. Los centros educativos universitarios han mostrado una estampa desierta tras la decisión tomada por la Junta de Andalucía, que en el documento publicado en el BOJA pidió un “esfuerzo especial por parte de la comunidad universitaria de Granada”. Desde las altas esferas del Gobierno andaluz se espera que la prevención personal y la limitación de contactos reduzcan el número de contagios, aunque desde la Universidad seguirá existiendo disconformidad con el movimiento ejecutado.

Las facultades granadinas han recibido únicamente la asistencia de sus trabajadores, que han acudido a unos centros cuyo funcionamiento era igual, pero con la falta de la habitual rutina. Las zonas comunes, como las bibliotecas, están fuera de uso durante estos diez días.

El ambiente en las universidades ha sido distendido en el día previo a la huelga convocada por los estudiantes, que, al igual que su rectora, no están de acuerdo con el paso dado por las instituciones. El alumnado ha asistido a sus clases de manera virtual, aunque se ha podido ver a algunos profesores dar la materia con una soledad inaudita dentro de aulas vacías. Desde la Universidad se espera volver cuanto antes a la enseñanza presencial.





Se el primero en comentar

Deja un comentario