La UGR abre expediente a un catedrático por supuestas tesis plagiadas

La rectora resolvió iniciar un procedimiento de información reservada por parte de un instructor nombrado al efecto, que "ha investigado exhaustivamente este caso durante casi un año"

Universidad-Granada-UGR-2
Universidad de Granada | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

La Universidad de Granada (UGR) ha abierto un expediente informativo a un catedrático de Odontología por un caso de supuestas tesis plagiadas descubierto en el marco de un expediente disciplinario previo, activado tras tener conocimiento hace unos meses de la retractación de artículos publicados en revistas científicas por algún investigador.

Según ha informado la UGR este martes, desde ese mismo momento, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, resolvió iniciar un procedimiento de información reservada por parte de un instructor nombrado al efecto, que «ha investigado exhaustivamente este caso durante casi un año».

Después de esa investigación, el instructor ha hecho llegar recientemente a la rectora el informe resultante de su trabajo, el cual ha dado lugar al inicio de un expediente disciplinario para el que se ha nombrado un nuevo instructor que, en el curso de su trabajo, ha descubierto «la existencia de irregularidades con unas tesis». Esto ha dado lugar a la apertura de un nuevo expediente informativo que está desarrollándose en este momento.

Según ha publicado este martes el diario Abc, este profesor de la UGR G.G., junto con el catedrático Odontología en la Universidad Católica de Murcia J.L.C., habrían liderado una trama organizada mediante la que habrían doctorado a un mínimo de seis alumnos con tesis fraudulentas en ambas universidades públicas, entre los años 2012 y 2015.

En declaraciones a los periodistas sobre este asunto, la rectora de la UGR, Pilar Aranda, ha destacado la «instrucción magnífica» realizada durante un año, en el marco de «un sistema garantista», en el que todos los pasos se adoptan con las pertinentes «garantías» para las partes.

La UGR ha aplicado «toda su integridad académica, y normativa, desde el primer momento en que se ha tenido conocimiento» de los hechos, con la apertura de los correspondiente expedientes, con las diferentes pruebas, testimonios y decisiones, ha detallado Aranda, quien ha aseverado que «si hay que aplicar extrema dureza se aplicará».

Asimismo, la rectora granadina ha hecho un llamamiento «en defensa del buen hacer de esta Universidad» pública, en la que «en cuanto se detectan malas praxis se abre expediente informativo».



Se el primero en comentar

Deja un comentario