La UGR encara el curso con un sistema semipresencial, pero apuesta por asistencia a los exámenes

La institución ha usado toda la experiencia acumulada durante la etapa más dura de la pandemia para adaptar su metodología y pese a la "incertidumbre" actual no lo hará con "improvisación"

Granada.- La UGR encara el curso con un sistema semipresencial, aunque apuesta por asistencia total a los exámenes
Rueda de prensa presidida por la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, para explicar las medidas adoptadas de cara al inicio de curso | Foto: UGR
Europa PressEuropa Press
0

La Universidad de Granada (UGR) encara el comienzo del nuevo curso el próximo 21 de septiembre con un sistema semipresencial que de media será del 50 por ciento del aforo en sus distintos centros, para lo que se hará uso de las nuevas tecnologías, incluyendo la instalación de más de 300 cámaras, aunque la institución apuesta por que exámenes y prácticas sean cien por cien presenciales.

La rectora de la UGR, Pilar Aranda, ha recalcado este jueves en rueda de prensa que la institución docente se ha decantado por una “presencialidad segura” para la comunidad universitaria en la que se pueda compaginar la asistencia a las aulas con las clases online, fomentando la evaluación continua desde el inicio de curso.

No obstante, los exámenes y todo aquello que necesite de esa “interacción tan necesaria” entre docente y alumno, como las prácticas o seminarios de problemas, podrá ser cien por cien presencial.

Ha defendido así que la institución, con sedes en Granada, Ceuta y Melilla, ha usado toda la experiencia acumulada durante la etapa más dura de la pandemia para adaptar su metodología y aunque el presente curso pueda iniciarse con la “incertidumbre” propia de la actual situación no lo hará con “improvisación”.

Todos los centros cuentan con planes de contingencia adaptados a sus peculiaridades y a las necesidades de cada asignatura en cuestión, atendiendo a los distintos escenarios que puedan darse en función de la evolución de la pandemia.

El uso de mascarillas, el lavado de manos, la distancia social y la ventilación son los “cuatro pilares básicos” sobre los que se asientan los protocolos para evitar los contagios por coronavirus, al tiempo que se está realizando una importante campaña junto a la delegación general de estudiantes para concienciar a los aproximadamente 60.000 alumnos de la responsabilidad individual y colectiva que debe prevalecer en estos momentos.

A ello se suman los test serológicos que se están realizando al personal de la universidad, que cuenta con unos 7.100 trabajadores. Según la rectora, de los 1.386 realizados en la jornada del miércoles sólo se ha llamado a una persona para hacer la PCR.

Junto a ello, y dado el actual contexto de crisis social derivado de la pandemia, la universidad ha ampliado su plan propio de becas y para evitar la brecha digital entre su alumnado ha adquirido diverso equipamiento informático que permita el seguimiento de las clases fuera del aula.

La rectora ha precisado que todos los servicios abrirán desde el primer día, pero con aforos del 50 por ciento, lo que propiciará que queden reservados al uso exclusivo de la comunidad universitaria, incluyendo bibliotecas y salas de estudios.





Se el primero en comentar

Deja un comentario