¿Turismo de lujo o turismo de bajo coste? En Granada hay cabida para los dos

Los turistas tienen las mismas necesidades básicas que satisfacer, pero distintas formas de hacerlo los precios pueden variar de poco más de 100 euros hasta unos 7.000 euros

turismo en Granada
La llegada de los nuevos turistas a la ciudad de Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

Granada se encuentra en el puesto número dos de las ciudades más visitadas de Andalucía detrás de Málaga, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). A la ciudad se acercan turistas de todo tipo y con gran variedad de necesidades para cubrir.

Estos menesteres tienen una serie de puntos en común: transporte, alojamiento, alimentación o actividades turísticas son algunas de ellas, pero, aunque la necesidad sea la misma, se puede hacer también de formas diferentes. Existe por un lado el turismo de lujo, y por otro, tratando de economizar, el popularizado turismo low cost o de bajo coste.

Diferenciar a un turista low cost suele ser fácil, sobre todo ahora en verano, gorra con visera, gafas de sol, calzado cómodo para darse una buena caminata y una mochila con mucha agua y protección solar suelen ser características que ayudan a distinguirlos. Se pueden ver caminando de un lado a otro con cámara en mano fotografiando hasta el último rincón de la ciudad.

Este tipo de turista intenta economizar al máximo su estancia en la ciudad y lo consigue hasta el punto de gastar aproximadamente 122 euros por persona en siete días, pero como no viene solo, sino que le acompaña otra persona, serán 244. Este viaje no carece de ninguna de las necesidades básicas.

Lo primero que necesitan estos turistas es llegar aquí, por lo que precisarán de un medio de transporte. Para esta tarea, estos dos dos viajeros tienen varias opciones: pueden optar por el conocido Bla Bla Car, que es un poco más arbitrario y tendrán que estar atentos porque para un mismo viaje puede haber distintos precios.

Otra sería un vuelo. Es más cara, ronda los 200 euros, aunque es la forma más cómoda y rápida de viajar. La opción más barata sería el autobús, que, aunque es más lento, su precio se encuentra sobre unos 20€. Una vez encontrada la forma de llegar hasta Granada toca ponerse en búsqueda del chollo donde alojarse.

Turistas de bajo coste fotografían los ricones de la ciudad | Foto: Archivo GD

En esta ciudad, la tarea de buscar alojamiento barato no es complicada, desde tan solo once euros diarios podrán encontrar alguna estancia donde pasar estos días en Granada. Como este viaje cubre todas las necesidades básicas y el transporte por la ciudad es una de ellas, estos visitantes, tienen de nuevo varias opciones donde elegir.

Una solución a esta necesidad sería el alquiler de un coche, este se puede encontrar desde 9 €euros al día. Granada cuenta también con una red de transportes de servicio público, que se muestran como otra posibilidad de solución al transporte y por el que podrán viajar a partir de un euro y cincuenta céntimos.

Aunque sin duda la elección más barata y saludable es la que canta Manolo García, “En el coche de San Fernando, un ratito a pie y otro caminando”. Además, si se quiere disfrutar de la ciudad completamente, también es la más recomendable.

En cuanto a comida, se encuentran en Granada, la ciudad de las tapas, por lo que este es el menor de los problemas, desde dos euros y cincuenta céntimos podrán encontrar una gran variedad de comida en cualquier bar, y además con bebida.

Por último, estos turistas no pueden irse de la ciudad sin ver la Alhambra por lo que con 15 euros más, se habrán cubierto ya las necesidades básicas de estos turistas de bajo coste.

Visitantes sin techo de gasto

El turista de lujo es totalmente diferente, le gusta el derroche y se lo puede permitir. El precio que pueden pagar por siete días, dos personas, asciende aproximadamente a 6.900 euros. Para llegar hasta Granada, lo mejor sería un vuelo: es rápido y cómodo y el precio no es problema, los vuelos pueden ronda los 500 euros desde el extranjero y unos 200 desde puntos nacionales.

Con respecto al alojamiento, la alta calidad de algunos de los hoteles de Granada hace que se puedan alcanzar hasta los 500 euros por noche y es lo que más engordaría la tarifa del viaje. Para llegar hasta el hotel, estos lujosos visitantes tienen la opción de tomar un taxi por unos 27 euros o alquilar su propio coche para estos días cuyo precio puede ascender hasta los 1.202 por día.

Para la comida, los turistas se encuentran en una ciudad con gran calidad gastronómica. Hay gran cantidad de restaurantes de calidad en el que por 70 euros por persona puede degustar de los menús de la carta. También pueden asistir a un tour gastronómico por 65.

Granada es una ciudad viva y en la que se pueden realizar muchas actividades. Podrán disfrutar de un tour privado por la Alhambra, lo Patios Nazaríes y el Generalife por 364 euros, hacer un safari en 4×4 por 55, relajarse en los típicos baños árabes y recibir un masaje por 136 o ver un espectáculo flamenco en las Cuevas del Sacromonte por 30, entre otros.

Los baños árabes son una de las experiencias que pueden vivir los turistas de lujo | Foto: Pixabay

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario