Los tres pilares que explican el éxito académico de Monaita-Mulhacén

Educación personalizada, una apuesta por el bilingüismo y la excelencia académica son los principales eslabones del colegio del Grupo Attendis

FOTOS Monaita-Mulhacén (4)
El centro del Grupo Attendis concibe la tutoría como la distancia más corta entre alumno y profesor | Fotos y vídeo: Javi Gea
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

El proceso de escolarización para el curso 2021/2022 ya ha comenzado y desde el pasado martes 1 de marzo los padres pueden presentar sus solicitudes en los centros escolares deseados. En un mundo cada vez más cambiante, y en el que las aptitudes competenciales definen los perfiles de los profesionales del futuro, cobran más importancia si cabe la Secundaria y el Bachillerato. El primero de estos dos ciclos traza el sendero del alumno en su peregrinaje hacia el entorno laboral, mientras que el segundo es completamente decisivo pues no sólo lo prepara para la PEvAU (antigua Selectividad), sino que ésta hace media con las calificaciones que obtenga en los dos cursos que la preceden.

La realidad dice que la exigencia cada vez es mayor. Grados como el de Medicina, Traducción e Interpretación en inglés o Ingeniería Informática -por poner ejemplos de tres ramas diferentes- tienen notas de corte en la Universidad de Granada que actualmente están por encima del 12 de media sobre 14. Por eso la diferencia entre entrar o no puede ser de décimas. Y si a eso se le añade la necesaria preparación requerida para afrontar la vida post académica -ya sea en la universidad o en otro ámbito-, elegir el centro de enseñanza para la ESO y el Bachiller se convierte en una decisión que no puede quedar en ningún caso al azar.

En el Colegio Monaita-Mulhacén tienen eso muy claro y por eso redoblan sus esfuerzos curso tras curso para contar con recursos a la altura de los tiempos que corren. En ese afán por obtener los mejores resultados no sólo es de vital importancia el plan de estudios o la excelencia en los contenidos, sino también otros aspectos que refuerzan la capacidad de concentración del alumnado o su motivación en los momentos más duros. Momentos que abarcan desde un mal día en un examen hasta situaciones mucho más serias de índole familiar o personal. Las dos sedes que el Grupo Attendis tiene en Granada estructuran su modelo educativo en torno a tres pilares básicos: educación personalizada, bilingüismo y excelencia basada en una formación continua del profesorado.

La tutoría, la distancia más corta en Attendis

De un lado, la educación personalizada, que se materializa a través de la tutoría. Un espacio que el grupo educativo define como “la distancia más corta en Attendis”. “Lo que nos interesa sobre todo es ayudar a los alumnos y alumnas a que mejoren de forma integral. No solamente en el plano de lo académico, sino en todo lo que hace referencia a su persona para que desarrollen todas sus capacidades humana y personalmente”, explica Miguel Martínez, profesor de Monaita-Mulhacén. “Hablamos al menos una vez al mes con cada tutelado, independientemente de que luego puedan venir ellos a preguntarnos o pedirnos consejo porque tienen un problema o una dificultad”, remata.

Lejos del concepto clásico de la tutoría en el que el alumno entra en un despacho cerrado, o en la misma clase, a hablar con el profesor, en este caso la relación entre el tutorizado y el tutor se produce en un ambiente distendido en espacios amplios y diáfanos o dando un paseo por los espacios verdes de la instalación. Una experiencia que algunos escolares definen como “tener un segundo padre en el instituto”. “Tenemos que tener pensado qué necesita cada uno y por eso la tutoría es fundamental“, argumenta María José Nestares, también docente de Monaita-Mulhacén.

La tutoría es la principal herramienta en la educación personalizada para el alumnado.

A Sofía Rodríguez, alumna de Monaita, este y otros argumentos le bastaron para decidirse a cambiar de centro ya con el Bachillerato iniciado. Una decisión arriesgada por la interrupción de un ciclo en el que las calificaciones influyen de cara a la universidad, pero con la que está muy satisfecha. Sofía quiere estudiar Medicina y su buen expediente augura grandes resultados, aunque conviene no fiarse nunca. “Por eso decidí cambiar de centro y hacer Segundo de Bachillerato aquí”, reconoce. “Se preocupan mucho por ti a nivel personal, te siguen muy de cerca y te ayudan con los problemas que tienes. También hay una muy buena preparación. Yo me vine aquí buscando eso y la posibilidad de subir nota, algo que no tenía en mi otro instituto y que me pareció muy atractivo”, zanja.

Bilingüismo, una mentalidad abierta en la aldea global

Como decía el anuncio, el algodón no engaña. Los resultados avalan el trabajo de Attendis en todos los frentes. Y uno estructural en su estrategia es el del bilingüismo, concepto que va mucho más allá del título. Con varios profesores nativos de países angloparlantes y un desenvolvimiento del alumnado en la lengua de Shakespeare que sorprende incluso desde edades, más del 70% del alumnado de Primaria, Secundaria y Bachillerato está titulado en Cambridge. Entre el último grupo, además, un nutrido grupo de alumnos consigue el objetivo de salir con un C1, lo que les supone una ventaja competitiva indiscutible en el contexto presente.

Pero más allá de las cifras o las aptitudes, la dirección de Monaita-Mulhacén concibe el bilingüismo como una actitud de mentalidad abierta en la llamada aldea global. No en vano, Monaita-Mulhacén es un centro solicitante IB (International Baccalaureate, por sus siglas en inglés, o Bachillerato Internacional), un programa que desarrolla actualmente para dar un paso más en excelencia. De ahí que la lengua se entienda como una idea que va más allá de lo idiomático y bajo tres premisas: ¿Cómo la usamos, por qué la usamos y para qué?

 

La apuesta por el inglés como segunda lengua engloba un concepto que va mucho más allá de lo idiomático.

Lo explica a la perfección Tracy Jermyn, profesora y coordinadora de Bilingüismo de Monaita-Mulhacén: “El inglés es fundamental y parte esencial del colegio. Esto es un colegio IB con un proyecto bilingüe muy potente y una metodología que está dando unos resultados fantásticos. Lo ves en cada rincón y con cada alumno. El dominio que demuestran es evidente y palpable, como no puede ser de otra manera”.

Excelencia, un concepto que también atañe a la docencia

El tercer pilar sobre el que se asientan los buenos resultados y el talento que cada año exportan al mundo las dos sedes educativas de Attendis en Granada es el de la excelencia educativa y académica. ¿La de los estudiantes? Por supuesto. Pero en este caso también la del profesorado. Y esto a su vez se sustenta en estudiadas metodologías que ponen el acento en adaptar los contenidos y la docencia a cada alumno. Una idea que conecta con la de las tutorías, cerrando el círculo y definiendo una unidad integral en la que todos los eslabones de la cadena tienen su propia función pero, paralelamente, trabajan bajo el mismo denominador común.

“En cuarto de ESO y Bachillerato lo que más demandan es la preparación académica, preparar la Selectividad y luego qué carrera elegir. Y todo eso en clase no se puede resolver”, explica María José Nestares, quien recuerda que “no existen techos ni barreras”. “Las carreras más ‘top’ están al alcance de cualquiera”. La tasa de aprobados en Selectividad entre los alumnos de Monaita-Mulhacén raro es el curso que baja del 100%. De hecho, la nota media en Granada en la fase general durante para el último curso fue de 6,55; mientras que en el colegio granadino de Attendis alcanza el 7,94. Si lo que se consulta son las calificaciones con Bachillerato, los valores se sitúan en 7,61 y 8,69; respectivamente.

Poner todos los recursos al servicio del alumnado, una de las claves del éxito académico.

Y esto permite formar hombres y mujeres preparadas para satisfacer sus vocaciones, dejando atrás todo tipo de clichés o ideas preconcebidos. La piloto María José Mirón, de la primera promoción; la jueza Covadonga Gómez-Moreno, de la trigésimo primera; Pilar Mellado, que se desempeña en la Comisión Nacional del Mercado de Valores; o el socio fundador de Generation Investment Management, M. Nogales -que forma parte del equipo del ex presidenciable norteamericano Al Gore en la lucha contra el cambio climático- son un ejemplo de ello.

Los buenos resultados no surgen de manera espontánea, sino que son consecuencia de varios factores. Una formación continua del profesorado y un proyecto pedagógico innovador que focaliza la atención en el alumno porque cada alumno es único”, explica el subdirector ESO-Bachiller de Mulhacén, Jorge Berenguer. “Nuestra meta es formar ciudadanos globales que sean capaces de mirar al futuro con optimismo y que se inserten en un mundo cada vez más cambiante con la intención de cambiar el mundo cada vez a mejor”, apostilla. Y ante las palabras, hechos consumados en una educación con base solidaria, que trabaja las habilidades sociales, los hábitos de trabajo o el uso responsable de la tecnología.







Se el primero en comentar

Deja un comentario