Una treintena de brotes con casi 350 positivos continúan activos en las residencias granadinas

La semana pasada se medicalizaron diez residencias, de los que solo se mantiene una con apoyo sanitario continuo

Las personas mayores siguen siendo los más vulnerables a los contagios por Covid-19 | Foto: Antonio L. Juárez
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

El coronavirus sigue su avance por la provincia de Granada, si bien es cierto que sus pasos son cada vez más lentos. Este viernes, las cifras oficiales hablaban de 134 positivos por Covid-19 y siete fallecidos, aunque la buena noticia pasaba por la situación de los hospitales, que veían cómo había descendido bastante su presión asistencial en las últimas horas.

Sin embargo, poco se está hablando en los últimos días de los brotes en las residencias de mayores. Una de las mayores preocupaciones desde que el SARS-CoV-2 traspasó nuestras fronteras. Lo cierto es que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía dejó de dar cifras oficiales hace aproximadamente unos días, aunque remitiendo a las publicaciones que se harían en los BOJA una vez por semana.

En realidad, esta semana esos datos no se han llegado a publicar en el Boletín Oficial de la Comunidad, pero fuentes sanitarias han confirmado a GranadaDigital los focos recientes de coronavirus que en la actualidad se encuentran activos en las residencias de mayores granadinas.

Así, se mantienen 34 brotes activos con casi 350 positivos, aunque desde la Junta no han podido confirmarnos de cuáles se trata. Lo que sí nos han facilitado son las zonas en las que se encuentran. Así sabemos que en el distrito Granada-Metropolitano hay 26 brotes en residencias con un total de 106 residentes y 84 profesionales; en el distrito Nordeste, permanecen seis centros en cuarentena, con 20 residentes y 11 trabajadores contagiados; y en el distrito Área Sur, tienen dos centros con dos trabajadores afectados por el Covid-19.

Residencias medicalizadas

Tanto preocupaba que el virus llegara a estos centros asistenciales -algunos llegaron a superar en su momento el centenar de casos-, que, casi el único reclamo que tenían sus responsables, era la medicalización de sus instalaciones para tener todos los instrumentos a su alcance para hacer frente a los contagios que se pudieran dar entre usuarios y trabajadores.

De hecho, la semana pasada se les tuvo que prestar apoyo sanitario continuo hasta a diez residencias -el 10% de todas las que hay en la provincia-: la Residencia El Refugio, la Residencia Nuestra Señora de Fonseca, y la Residencia Fray Leopoldo, de la capital; la Residencia Nuestra Señora de la Misericordia, de Loja; la Residencia Perpetuo Socorro, de Santa Fe; el Centro Residencial Regina, de Churriana de la Vega; la Residencia Trinidad y Montes Orientales, de Iznalloz; la Residencia El Balcón de Cúllar, y la Residencia Entre Álamos, de Atarfe. Sin embargo, solo ésta última queda en esta situación.

Y es que los contagios entre los propios trabajadores hicieron que muchas se quedaran con una plantilla bastante inferior a la que necesitaban para atender correctamente a todos los usuarios. Afortunadamente, esos empleados ya están volviendo a sus puestos de trabajo, por lo que parece que la presión asistencial está bajando tanto en los hospitales como en estos recursos socio sanitarios tan importantes para las familias granadinas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario