El transporte público de Granada consigue el certificado de Aenor por su actuación frente al Covid-19

El certificado garantiza a usuarios y trabajadores que Transportes Rober ha implementado las medidas para que los autobuses sean seguros para viajar

aenor-rober3
Concesión certificado Aenor al transporte público de Granada | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El transporte público de Granada ha conseguido el Certificado de Aenor que reconoce que el protocolo de medidas para prevenir el Covid-19 puesto en marcha por la empresa es seguro y eficaz. En concreto, la certificación de Aenor valida todas las acciones realizadas en el protocolo de seguridad contra la Covid-19 por parte de Transportes Rober y respalda que la empresa está implementando prácticas eficaces para la gestión de los riesgos derivados del virus, y que los autobuses son espacios seguros para viajar, minimizando el riesgo de extensión del Covid-19 y ofreciendo la máxima confianza a los viajeros.

La concesión de la certificación ha sido anunciada este martes por el alcalde de Granada, Luis Salvador, junto al concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, César Díaz, el delegado de Fomento y Cultura de la Junta en Granada, Antonio Granados, el gerente de Transportes Rober, Francisco Gámez, la responsable de Calidad, Medio ambiente y Prevención de Riesgos de la firma, Asunción Robles, y el director de Andalucía de la Región Sur de Aenor, Antonio Pérez.

La certificación de Aenor, tal y como ha destacado el máximo responsable municipal, “supone un respaldo” para el servicio de transportes público de la ciudad, que, tras ser sometido a una exhaustiva auditoria, “ha demostrado que con la “antelación” en la implantación de “manera ágil y constante” de medidas preventivas ha cumplido “unos criterios estrictos y rigurosos en la prevención del Covid-19 y su contagio”.

En este sentido, ha agradecido el esfuerzo, tanto del concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana como de Transportes Rober “por su anticipación y sus desvelos para establecer las medidas ágiles, constantes y necesarias que nos permiten tener hoy en Granada un transporte público seguro para viajar, donde se han minimizado al máximo los riesgos de extensión del virus, ofreciendo así la máxima confianza para sus usuarios”.

Esta situación, en palabras del concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, se refleja en la recuperación “progresiva”de la confianza de los usuarios en el transporte de los autobuses urbanos que escogen el autobús para sus desplazamientos. En este sentido, el edil ha hecho “un auténtico llamamiento a los granadinos para que opten por medios e transporte sostenibles para contribuir a la reducción de la contaminación”.

El certificado concedido por Aenor, mediante un proceso de auditoría ha comprobado primero documentalmente y después in situ, que el protocolo implantado por Transportes Rober cumple con las mejores prácticas existentes a la hora de prevenir el contagio en todos los ámbitos.

Este proceso tiene una continuidad en el tiempo, por lo que tal y como ha indicado el responsable de Aenor, “cada tres meses hacemos una auditoria de seguimiento para corroborar que estas medidas se mantienen y son seguras”. César Díaz, ha señalado: “Esta evaluación nos hará seguir siendo exigentes con las medidas de seguridad, no sólo aforo, limpieza, disposición de hidrogel en todos los autobuses, llevado las mejores prácticas existentes a la hora de prevenir”.

En la auditoría realizada los días 22 y 23 de junio se ha incluido la revisión de las instalaciones, autobuses y Oficina de Atención al Cliente, así como la documentación y protocolos de la empresa para certificar que cumplen con las recomendaciones y requisitos de distintos organismos nacionales, como el Ministerio de Sanidad o el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Transportes Rober, en colaboración con el Ayuntamiento de Granada, ha puesto en marcha desde el primer momento de esta crisis todas las medidas de seguridad e higiene recomendadas por las autoridades sanitarias y administraciones competentes, manteniéndose en el tiempo las más importantes, como por ejemplo la limpieza y desinfección extraordinaria de toda la flota, limitaciones de aforo, protocolos especiales de mantenimiento en los sistemas de refrigeración, o mamparas de seguridad en todos los autobuses.

Todas estas acciones, unidas a la obligatoriedad del uso de la mascarilla, han permitido que los viajeros vuelvan a confiar en el transporte público colectivo como el medio más eficaz, seguro y sostenible para sus desplazamientos por la ciudad, dando lugar a una recuperación continua de la demanda, situándose actualmente en niveles por encima del 50% de los viajeros del año 2019, en estas mismas fechas.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario