“Trabajamos 72 horas seguidas para evitar así los cambios de turno y el riesgo de contagio”

Una veintena de residencias y centros de mayores de la provincia se unen para reivindicar sus necesidades para combatir el coronavirus

Trabajadora residencia de mayores
Una trabajadora atiende a una usuaria en una residencia | Foto: Archivo GD
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Desde que se iniciaran los contagios por el Covid19, los expertos hablan de que la enfermedad es más grave entre los pacientes que tienen algún tipo de patología respiratoria previa y las personas mayores. De hecho, la mayor parte de los fallecidos tienen entre 70 y 90 años. Por eso, el principal foco de preocupación son las residencias y centros de mayores del país, a los que se les ha pedido que creen una unidad para aislar a los usuarios que presenten síntomas de coronavirus.

En este sentido, una veintena de residencias de la provincia de Granada se han unido en una plataforma, a la que esperan sumarse nuevos centros en los próximos días, para denunciar la situación de “extrema necesidad” por la que están pasando estas últimas semanas.

“En las residencias es imposible que podamos poner una unidad de aislamiento porque no contamos con los recursos ni materiales ni humanos ni de espacio para poder llevar eso a cabo. Por eso, necesitamos que las personas que den positivo en nuestros centros salgan de las instalaciones para prevenir nuevos contagios, ya que no nos podemos hacer cargo de ellos. Es imposible”, lamenta el gerente del Grupo La Alfaguara, Álvaro Morales, en declaraciones a GranadaDigital.

En este sentido, Morales destaca que en los centros de mayores se están expandiendo la enfermedad porque no tienen las medidas de contención necesarias. “Para una residencia con 70 usuarios y 50 trabajadores nos están dando tres cajas de guantes, 20 mascarillas de un solo uso y 1 litro de hidrogel. Con eso, es imposible evitar contagios”, explica.

Según el gerente del Grupo Alfaguara, es “devastador” que se “esté achacando a las residencias el problema de los contagios” y continua diciendo “tenemos trabajadores que están echando 72 horas para evitar los 3 cambios de turno que tiene que haber al día y así que el porcentaje de infección sea menor. Estamos separados de nuestra familia porque no queremos ser un foco de contagio cuando volvemos de casa”.

Durante sus declaraciones, Morales ha trasladado las peticiones del sector de que se les hagan cuanto antes las pruebas rápidas, “que aún no han llegado” -aclara-, para evitar seguir propagando la enfermedad. “Y, además, es necesario que cualquier anciano que se derive al hospital desde una residencia por otra circunstancia, se le haga el test y que se le dé el alta solo cuando salga negativo, porque ya ha habido personas a las que se les ha dado el alta y ése ha sido el foco por el que ha entrado el virus en las residencias”, comenta Morales.

Por eso, desde la plataforma de residencias y centros de mayores recién creada en la provincia se plantean “denunciar a quien corresponda cuando todo esto pase”, ya que “las autoridades están intentando convertirnos en hospitales de la noche a la mañana y sin el material ni el personal necesario para ello”, concluye Morales.



Se el primero en comentar

Deja un comentario