Torres Hurtado dice que no tenía “ni idea” del proyecto urbanístico en el Serrallo

"Jamás he estado en una mesa de contratación porque no entiendo ni quería entender", declara el exalcalde en la primera jornada del juicio

Juicio por el caso serrallo en los juzgados de Granada
José Torres Hurtado, este lunes 3 de febrero en los juzgados de La Caleta | Fotos: Antonio L. Juárez
Europa PressEuropa Press
0

El exalcalde de Granada por el PP José Torres Hurtado ha negado, en su declaración como acusado en el juicio que ha comenzado este lunes por el llamado caso Serrallo, que interviniera en la supuesta construcción irregular de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar, en una zona verde junto a un centro comercial, en la que solo se podría haber creado un parque infantil, y ha explicado que “no tenía ni idea” de este tipo de proyectos urbanísticos de envergadura.

Su declaración ha tenido lugar pasado el mediodía, tras las cuestiones previas con las que ha dado inicio, a las 10,10 horas, este juicio, en la sala Antonio Ángulo habilitada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, en el edificio judicial de Caleta de la capital granadina para este tipo de macrocausas.

Torres Hurtado ha explicado, en presencia de nueve de sus antiguos ediles, ninguno de ellos concejales ya en el Ayuntamiento, así como otros altos cargos del Consistorio, que, en el área de Urbanismo y el resto, tenía las competencias delegadas, y solo tenía conocimiento y seguía los proyectos de obras de calles o menores “del tinglado municipal”, pero no de los referentes a “grandes reformas y transformaciones”.

Para estos últimos, tenía “plena confianza” en su edil de Urbanismo, Isabel Nieto, en esa etapa, ella también acusada en este proceso. “Jamás” estuvo en una mesa de contratación, entre otras cuestiones, porque “no entiendo ni quería entender”, ha agregado el exregidor granadino, que solo ha contestado a las preguntas de su abogado defensor, rehusando hacerlo a las de Fiscalía o el resto de partes.

La Sección Segunda de la Audiencia ha reservado dos meses para este juicio, desde el 3 de febrero al 2 de abril de 2020, en los que serán juzgados un total de 17 personas en relación a este caso.

La Fiscalía ha solicitado en este caso ocho años de prisión, multas de 522.000 euros y 36 años y medio de inhabilitación para el exalcalde y la exconcejal de Urbanismo.

Ex concejales del PP que estaban en el equipo de gobierno de Torres Hurtado.

El exregidor está acusado de delitos contra la ordenación del territorio, fraude en la contratación, prevaricación común, prevaricación urbanística, tráfico de influencias y malversación de caudales públicos. Nieto, que no se ha sentado en el banquillo con el resto de procesados, sino que lo ha hecho como letrada en la bancada de los abogados “en defensa propia”, es juzgada por los mismos delitos que el exalcalde, aunque sumando uno más de falsedad en documento oficial.

José Torres Hurtado se ha ratificado en su declaración en el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que ha investigado el caso, señalando que, al principio del mandato municipal, delegaba las competencias de las áreas, y que el concejal del ramo “llevaba todo el peso” de las actuaciones correspondientes.

Para los expedientes, ponía como “exigencia” que llegaran con los informes favorables de los técnicos tanto a Junta de Gobierno Local como a Pleno, y, “si no, no pasaban”, y no influía en los nombramientos del personal de confianza de los ediles, a los que no revocó, en el caso de Urbanismo, sus competencias en ningún momento, ni a Nieto, ni a su antecesor, Luis Gerardo García Royo, que declarará en el juicio como testigo.

A la Junta de Gobierno Local, llegaban estos expedientes, que podían ser revisados dos días antes por los concejales que habían de aprobarlos, y se invitaba también a la oposición a que pudieran asistir, ha precisado Torres Hurtado, siempre a preguntas de su letrado. Los puntos “siempre” se aprobaban por unanimidad.

Sobre el caso concreto de la obra supuestamente irregular en el entorno del centro comercial Serrallo, “no tenía conocimiento para saber si estaba bien hecho o mal hecho”, y “nunca” fue advertido de ninguna posible ilicitud, ha mantenido para negar, preguntado explícitamente sobre si participó en un “contubernio” con Nieto para sacar adelante el proyecto, que no lo hubo, y que se enteró de la modificación en el Pleno, en el transcurso del debate sobre el mismo.

Ha reconocido tres encuentros con el promotor acusado, Roberto García Arrabal, el primero en una visita de obras que el empresario “tenía que hacer” en el entorno del Serrallo, y una segunda, a petición del empresario, al que ha dicho que conocía por su participación en asociaciones empresariales de Granada, en que lo remitió a la concejal. Una tercera reunión fue acerca de un proyecto de un edificio de 20 plantas en la zona del Fórum, y que rechazó, a las puertas de las elecciones municipales de 2011.

En la causa están personados el Ayuntamiento de Granada, ahora gobernado por el PP y Cs, si bien el tribunal le ha dado 24 horas para que certifique su personación, así como el grupo político Vox, un particular, General de Galerías Comerciales S.A., el empresario Abel Pizarro y Sky Club Serrallo Plaza S.L.

Para las cuestiones previas y declaraciones de los acusados se han señalado los días 3, 4, 5, 6, 11, 12, 13 y 18 de febrero. La prueba testifical, para la que se ha citado a más de 30 personas, comenzará el 19 de febrero y proseguirá durante varias sesiones. Le seguirá la prueba pericial. Para la prueba documental, informes de las partes y última palabra de los acusados se señalan los días 26 y 31 de marzo, 1 y 2 de abril.

La declaración de Torres Hurtado se ha prolongado durante más de media hora, y tras la misma, el tribunal ha suspendido la sesión hasta este martes, cuando tiene previsto finalizar con las cuestiones previas, y seguir tomando declaración a los acusados, comenzando por la exedil granadina de Urbanismo.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario