Sufrida victoria del Covirán Granada para seguir vivo en la lucha por el liderato

La reacción de los rojinegros en defensa tras el descanso y la aparición estelar, una vez más, de Lluís Costa da la victoria a los granadinos

20-47-52-p
Christian Díaz en el encuentro frente a Destino Palencia | Foto: Víctor Quintana/Palencia Bto
Ainoa MoranoAinoa Morano
0

El Covirán Granada insiste, persiste y se mantiene muy vivo en la lucha por el liderato en el grupo de clasificación. Estaba claro que no todos los encuentros serían como el de la pasada semana ante el Leche Río Breogán, pero lo cierto es que no se esperaba que el duelo ante Palencia iba a ser tan disputado. Los rojinegros sufren hasta el final y consiguen un triunfo muy meritorio que les permite superar a Leyma Coruña en la clasificación y empatar a 11 victorias con el actual líder, el Breogán.

Los de Pablo Pin comenzaron el encuentro con una imagen totalmente distinta a la que mostraron hace menos de una semana. La falta de acierto, eso sí, por parte de ambos equipos, marcó el inicio del partido en Palencia. El juego pasó a ser un tuya-mía donde los errores en el ataque se sucedían continuamente. La férrea defensa de los locales, sumado a la efectividad desde el tiro exterior de los locales, a partir del ecuador del primer cuarto, dejó al Covirán Granada en serios aprietos. Los rojinegros no terminaban de encontrarse cómodos sobre el parqué, sobre todo a nivel defensivo. Palencia encontraba con demasiada facilidad los tiros liberados y logró sellar el primer parcial con una ventaja de ocho puntos (19-11).

Con la entrada en el segundo cuarto, los granadinos al fin recuperaron su esencia. La rotación introducida por Pablo Pin donde Lluís Costa y Alex Murphy pasaron a ser los protagonistas del juego visitante, reactivó al equipo. Tras unos primeros minutos locos, donde ninguno de los dos equipos sabía a qué estaba jugando, el base catalán tomó las riendas del encuentro para llevar a su equipo hacia la remontada.

Costa firmó ocho puntos consecutivos que pusieron al Covirán con cuatro puntos de ventaja en el luminoso (21-25). Sin embargo, la falta de concentración y los fallos en defensa volvieron a aparecer y dieron alas a los locales. Con el 25-27, el técnico granadino se vio obligado a pedir tiempo muerto para evitar que todo el esfuerzo de los suyos por dominar el ritmo del partido se quedase en nada. Finalmente, los rojinegros lograron marcharse a vestuarios con el parcial a su favor (6 a 18), pero con una distancia en el electrónico demasiado frágil (25-28).

Si en la primera mitad la falta de acierto fue la nota predominante en el juego, tras el descanso ocurriría todo lo contrario. Palencia y Covirán Granada salieron completamente enchufados a la pista del Palacio Municipal de Deportes para tratar de llevarse una importante victoria. Llegando al ecuador del tercer cuarto, el marcador se mantenía en tablas (38-38), momento en el que apareció el segundo salvador de la noche, Thomas Bropleh.

El americano sustituyó a Lluís Costa en el papel de protagonista y con 8 puntos en el tercer cuarto logró que el Covirán no se fuese del partido. Los rojinegros mejoraron su concentración y actitud en la defensa, sin embargo, las excesivas faltas estaban condenando a los de Pablo Pin. Palencia llegó a lanzar 12 tiros libres en el tercer periodo, unos puntos casi regalados que les permitió cerrar el parcial con ventaja (50-46).

El Covirán Granada necesitaba recuperar la confianza, creer que podría llegar al triunfo, necesitaba recuperar su esencia para los últimos diez minutos en los que se decidiría todo. Con el 53-50, Lluís Costa volvió a aparecer al puro estilo NBA para enchufar todos los balones que pasaban por sus manos desde la línea del 6’75. La reaparición del base dio oxígeno a los suyos que consiguieron por primera vez en todo el encuentro una ventaja más o menos cómoda. Palencia no bajó lo brazos y puso contra las cuerdas a los rojinegros en el último momento, aunque finalmente, volvió a ser la defensa la que brindó una nueva victoria al conjunto granadino (71-72).

Ficha técnica:

Destino Palencia: Massarelli (12), Douvier (9),Narcis (0), Rodríguez (4), Borvonjak (15) -quinteto inicial- Zubizarreta (10), Rey (3), Smith (13), Soler (0), Froufe (0), Purifoe (5), Cugini (0)

Covirán Granada: Bropleh (14), Rodríguez (4), Díaz (2), Iriarte (3), Fall (2) -quinteto inicial- Murphy (9), Bortolussi (4), Martínez (2), Costa (26), Gatell (2)

Parciales: 19-11, 6-18 -descanso-, 25-17, 21-26

Árbitros: Ángel Antonio Albacete Chamón, Jorge Baena Criado, Alejandro López Lecuona







Se el primero en comentar

Deja un comentario