Stracey Kent clausuró el Festival de Jazz de Granada con un lleno más

Fue el primer lleno del cartel apenas unos pocos días de ponerse las entradas a la venta, y ha sido el último de un programa que ha tenido otros cinco 'completos' más

sTACEY pRESS (5)
Stracey Kent | Foto: Gabinete
Gabinete
0

A Stracey Kent la hemos visto crecer en los festivales de Granada casi desde su condición de ‘emergente’ hasta llegar a la actual de ‘diva del jazz’, en palabras del Premio Nobel de literatura Kazuro Ishiguro. Siempre teniendo a su derecha el tenor de su marido Jim Tollison, esta cantante anglo-estadounidense se ha perfeccionado en crear un clima especial en sus conciertos, de un clasicismo tan absoluto como la perfección de sus interpretaciones, exactas en todos los parámetros. En sus actuaciones siempre hay referencias a los estándares, a la música brasileña y también a la francesa, los tres pilares de su carrera, siempre expuestos con delicadeza, exactitud, y una discreción escénica y leve sofisticación muy británicas. Perfecta en afinación, dicción e inflexiones, consiguió con un delicado equilibrio entre frescura y convicción dotar a sus interpretaciones de una estremecedora credibilidad que desarma al oyente. Como una Campanilla de cine negro se mueve con elegancia ‘cool’ por los clásicos más clásicos que se iluminan cuando los toca con la varita mágica de su voz. Tiene ‘ángel’.

Arropada por un cuarteo muy ajustado a su papel, donde destacó el pianista y por supuesto su marido, en el tenor, soprano, flauta y pequeñas percusiones, llegó con ‘La Chica de Ipanema’ y se fue con una pieza de Benjamín Biolai, como reclamando también la contemporaneidad de un repertorio repleto de autores de estándares brasileños y franceses, alguno tan internacionalizado como el ‘Ne me quitte pas’ breliano convertido en ‘If You Go Away’. Un concierto primoroso que se cerró con una ovación de dos minutos largos.

Fue el primer lleno del cartel apenas unos pocos días de ponerse las entradas a la venta, y ha sido el último de un programa que ha tenido otros cinco ‘completos’ más. El programa paralelo seguirá ofreciendo música en Granada hasta final de mes.

15.000 personas pasarán por el festival a lo largo del mes

Aunque este fin de semana se ha clausurado el programa central de la XXXIX edición del festival de Jazz, la música continuará hasta final de mes. En total serán setenta conciertos en 22 espacios con más de 200 músicos intervinientes, la gran parte de Granada. Según sondeos realizados entre los espectadores el índice de satisfacción en torno al Programa Central del Festival ha sido de 9,5 sobre 10.

En el festival han trabajado 43 profesionales, y otros cuarenta voluntarios para los conciertos solidarios, el primero en el Hospital Virgen de las Nieves, y el segundo destinado a niños vulnerables y en riesgo de exclusión en el teatro Isabel, que se llenó completamente.

Según sondeos los asistentes muestran una gran fidelidad al Festival: casi un 60 % han asistido a ediciones anteriores, pero se ha captado una audiencia nueva. La organización del festival ha detectado una mayor asistencia de público femenino, público nuevo que ha sido la primera vez que ha acudido al Festival, público joven y público infantil que ha sido la primera vez que presenciaba un concierto de jazz.

El Festival de Jazz de Granada ofrece una ratio de presupuesto por butaca mucho más pequeño que el resto de festivales institucionales. La organización del Festival agradece a las instituciones patrocinadores y medios de difusión su apoyo en la presente edición, y especialmente al público, ya que el 55% del presupuesto se financia con la venta de sus entradas. Gracias a todos ellos el Festival de Granada sigue siendo uno de los cuatro, con Madrid, Barcelona y Valencia, más antiguos del otoño español. El festival de Granada en su trigésimo novena edición ha estado organizado por el Ayuntamiento de la ciudad con la colaboración de la Diputación y el patrocinio de la Obra Social de la Caixa, Blinker, el Instituto Italiano de cultura y la Alianza Francesa.



Se el primero en comentar

Deja un comentario