Sonrisas y diversión para que los más pequeños olviden sus enfermedades | Vídeo

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y la Asociación Sonrisas organizan actividades lúdicas para los niños ingresados en el Hospital Virgen de las Nieves

rrem
Niños y personal que ha participado en la jornada, juntos | Foto: Nacho Santana
Nacho Santana | Imagen: Daniel Bayona
0

Hoy las enfermedades dolían un poco menos a los niños de Granada. El Materno Infantil de Hospital Virgen de las Nieves ha sido escenario de una jornada en la que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado se han reunido con el objetivo de hacer olvidar a los pequeños que están ingresados en el hospital, permitiéndoles conocer de primera mano cómo es ser policía, guardia civil, militar o bombero, entre otras ocupaciones.

Por un momento, en las inmediaciones del hospital ha vuelto a brotar esa curiosidad tan habitual en los niños, que han acompañado hoy sus medicinas con una sonrisa de oreja a oreja a modo de guarnición. Entre el sonido de las sirenas, resonaban también risas y comentarios de pequeños que olvidaban sus problemas por un momento para disfrutar de los coches, camiones, motos y bicicletas que han llenado la zona, así como los perros de la unidad canina de la Policía Local, capitaneados por Stan Lee, que ha recibido las muestras de cariño de todos los que se han acercado a jugar con él.

Unos cuarenta niños han podido disfrutar hoy de esta jornada, que se realiza por segundo año consecutivo en colaboración con la Asociación Sonrisas. En esta edición han estado presentes algunos de los internos -otros no reúnen las condiciones para poder salir a disfrutarlas, si bien sí que han disfrutado posteriormente en el interior- y alumnos del Colegio los Cármenes. Unos pacientes, otros alumnos, pero todos niños con las mismas ganas de aprender y divertirse, mostrando su curiosidad y conociendo los que para algunos ya son los trabajos que esperan tener en el día de mañana.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí

Primero organizamos un pequeño despliegue de vehículos y luego dentro se les llevan detalles a todos los niños que están hospitalizados”, ha indicado Chema Arroyo, presidente de la Asociación Sonrisas, que surgió hace cuatro años con el objetivo primordial de “ir a hospitales, casas cuna y residencias de menores para llevarles sonrisas, que salgan de la rutina, llevar juguetes y estar con ellos”. Ante el éxito de esta segunda jornada, el presidente de la asociación no ha dudado en afirmar que el año que viene repetirán “para que se pueda consolidar el equipo en Granada”.

“Hoy a los niños se les olvida que están malos en un hospital”

Pilar Espejo, gerente del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, reconoce que el de hoy es “un día muy importante para los niños porque se olvidan de que están aquí” mientras disfrutan de las diversas actividades que les tienen preparadas. Estas actuaciones se enmarcan dentro del proyecto de humanización del sistema sanitario que sigue el hospital, que hoy colabora “para que la estancia de las personas que tienen que estar aquí en momentos frágiles sea más llevadera”.

Sin embargo, días como hoy no tienen solo una función recreativa, sino que también son terapéuticos. Así lo ha explicado la propia gerente del centro, que asegura que “hay una evidencia detrás de que días como hoy hacen que los niños tengan menos estrés“, un factor que hace que los infantes “tengan una recuperación mejor y en menos tiempo”. “Es el segundo año y nace con vocación de seguir, hoy a los niños se les olvida que están malos en un hospital, disfrutan”, apunta Pilar, “todos los cuerpos de fuerzas y seguridad del Estado trabajan juntos por la salud de los niños, no se puede hacer nada más bonito en el mundo”.

Alejandro es uno de los niños que se ha beneficiado de esta jornada. Aunque asegura sonriente que ya está dado de alta, sabe bien que “estar tantas horas metido en el hospital es un rollo”. Por ello, considera que días como este son positivos para los niños porque “salen, ven a los policías y se despejan”. Desde su silla de ruedas, el pequeño afirma que de mayor quiere ser profesor de matemáticas y veterinario, por lo que ha disfrutado especialmente con la presencia de Stan Lee y sus compañeros de la patrulla canina.



Se el primero en comentar

Deja un comentario