Sonidos galaicos sin gaita y el violín de María Dueñas para ‘el concierto de los conciertos’

La Orquesta Sinfónica de Galicia y la granadina abarrotan el Carlos V en una velada que abrió Enriqueta Somarriba en el Corral del Carbón

© Festival de Granada | Fermín Rodríguez
Imagen del concierto de este jueves en el Palacio de Carlos V. | Foto: Gabinete
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Dicen que en el equilibrio está el gusto. Mestizajes los hay a patadas, pero pocos combinan de forma armoniosa dos elementos tan, a priori, diametralmente opuestos como son la ‘ambigüedad musical’ de Galicia, sobria y con sonidos marcados, y el lenguaje desenfadado de las notas en Andalucía.

Pero en el Festival Internacional de Música y Danza, como en Granada, todo es posible. Y lo demostró la Orquesta Sinfónica de Galicia, que evoca permanentemente a sus orígenes menos por aquello de la gaita. A la batuta, el vitoriano Juanjo Mena, y el entorno, el Palacio de Carlos V, un símbolo del fin de la Reconquista y la unión de los distintos reinos de la ahora llamada España.

La Obertura Egmont, la más importante de las diez piezas que Beethoven escribió en 1810 para una representación del ‘Egmont’ de Goethe, y la Sinfonía núm. 7, apoteosis del ritmo -aquella que, según testimonio de Liszt- bailaba Wagner, fueron el hilo conductor de una velada mágica.

En una ocasión así, no podía faltar la representación local. Y la joven granadina María Dueñas no defraudó como solista de lo que Joseph Joachim, uno de los mayores violinistas de la historia, llamó ‘el concierto de los conciertos’.

Antes, la madrileña Enriqueta Somarriba abrió la velada en el Corral del Carbón y cerró el ciclo ‘Liszt por Beethoven’ con la Sinfonía núm. 9 en re menor ‘Coral’, op. 125/S 464 particular en el Corral del Carbón del genio de Bonn. Lo mejor está por llegar este fin de semana. Y Miguel Poveda ya aguarda bajo la careta de Lorca en el Generalife.





Se el primero en comentar

Deja un comentario