Jornada de huelga de los trabajadores de BBVA en Granada en protesta por los despidos

El sindicato CCOO denuncia la falta de avances en la mesa de negociación con la empresa y considera que se ha “dinamitado” la paz social con la entidad bancaria

concentración sindicatos Plaza Isabel La Católica
Concentración de los sindicatos este miércoles en la plaza Isabel La Católica | Foto: Celia Pereira
GranadaDigital / Europa Press
0

CCOO ha convocado una jornada de huelga de 24 horas en protesta por los despidos que va a llevar a cabo BBVA y que en Granada afectarían a 39 trabajadores de una plantilla de 196. Para apoyar esta acción, el sindicato y un grupo de empleados y empleadas se han concentrado en la Plaza Isabel la Católica para exponer, de forma visible, la falta de avances en la mesa de negociación con la empresa.

“Se ha dinamitado la paz social con la entidad bancaria, no hay evolución en el proceso de negociación del ERE presentado por BBVA”, ha explicado el secretario general de CCOO BBVA Granada, Ramón Escribano, quien ha puesto de manifiesto cómo esta huelga es un “hito histórico en el sector y ha contado con un seguimiento muy importante”.

Desde CCOO se ha resaltado el éxito en la participación del 90% en esta jornada de huelga, pero también ha lamentado la falta de responsabilidad social de la entidad y la agresión que el ERE representa para la plantilla de BBVA, “mientras se incrementan las retribuciones de sus directivos y el reparto de dividendos de los accionistas”, ha continuado Escribano.

“En cuanto a la movilidad geográfica, nos parece que los tramos e importes son insuficientes en cuanto a distancias englobadas y cantidades a abonar”, ha explicado el responsable de CCOO.
En las negociaciones que se están llevando a cabo, desde la entidad bancaria se ha excluido del despido colectivo a los contratados en los último seis meses, pero no se acepta excluir a familias monoparentales y empleados con cónyuges con minusvalías.

“Esperamos que el banco revise sus propuestas, dado que esta semana es la última que queda antes de que finalice el periodo forma, y es crucial que BBVA tenga una buena disposición y actitud para llegar a un acuerdo con los y las trabajadoras”, ha expuesto Escribano durante la concentración en la Plaza Isabel la Católica.

Además del sindicato CCOO, que es el mayoritorio, ACB y UGT, que representan más del 70% de la plantilla de BBVA, también se han unido a esta protesta en contra del expediente de regulación de empleo (ERE) que supondrá el despido de 3.305 empleados de BBVA en España. En Andalucía se han producido en seis capitales de provincia las concentraciones frente a las oficinas del banco. Las dos ciudades que no acogen movilizaciones son Córdoba y Huelva, pues se ha indicado a los trabajadores de estas provincias que vayan a apoyar las concentraciones en Málaga en la calle Larios y en Sevilla en la Plaza Nueva, respectivamente. Esta movilización se lleva a cabo la última semana del periodo formal de negociaciones del ERE.

Último precedente

Los trabajadores de la empresa han llevado a cabo varias acciones de protesta en semanas anteriores, la última este mismo lunes, cuando se desarrolló un paro parcial de 9:00 a 11:00 horas.

CCOO ha reseñado que dicho paro “fue seguido masivamente por mas del 90% de la plantilla” en la delegación territorial sur de la empresa, que comprende Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla.

En el caso de Sevilla, ha resaltado que “solo cinco oficinas de toda la provincia abrieron sus puertas y solo once directores no pararon junto con sus equipos”.

ERE con afección en Andalucía

La dirección de BBVA planteó en un primer momento el despido de 3.798 personas a nivel nacional, de las que 381 serían en Andalucía (el 10%), y el cierre de 530 oficinas -de las que 76 serían entre Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla- en un procedimiento que fundamenta en motivos productivos y organizativos derivados de la transformación digital.

Los despidos se distribuirían por las provincias andaluzas a razón de 24 en Almería, 59 en Cádiz, 57 en Córdoba, 39 en Granada, 15 en Huelva, 23 en Jaén, 61 en Málaga y 103 en Sevilla.

Días después, la entidad propuso a los representantes de los trabajadores una reducción de los afectados por el ERE que acometerá la entidad, de manera que el despido colectivo afectaría a un total de 3.448 empleados, y posteriormente hizo otra rebaja hasta los 3.305 afectados actuales.

El plan de ajuste se aplicará concretamente sobre los servicios centrales y la red de sucursales de BBVA, que cuenta con alrededor de 23.300 empleados, quedando fuera el resto de las sociedades de la entidad en España.

El banco apoya su decisión en el contexto de transformación para el sector, marcada por una enorme presión competitiva, bajos tipos de interés, la adopción acelerada de los canales digitales por parte de los clientes y la entrada de nuevos actores digitales.

También considera que para garantizar su competitividad y la sostenibilidad del empleo a futuro, resulta “imprescindible” continuar trabajando de forma aún más decidida en reducir su estructura de costes. La afectación final dependerá del empeño y del esfuerzo de la mesa negociadora.

El excedente, que representa el 13% de la plantilla del banco, afectaría a 3.000 trabajadores de la red de oficinas, lo que supone más de un 20% de las personas que actualmente trabajan en ella, y las 800 restantes de servicios centrales (5% del total actual).

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario