“Si vis pacem, para bellum”

Casino_Militar_(Madrid) Si vis pacem, para bellum -Wikipedia
Inscripción en el Centro Cultural de los Ejércitos de Madrid | Foto: Luis García / Wikipedia

No es la primera vez que escribo sobre los valores militares aplicados al ámbito empresarial. La integridad, lealtad, generosidad, perseverancia, humildad o valentía, son muchas de las virtudes asociadas -por mérito propio- a nuestras fuerzas armadas y que, en un ejercicio de extrapolación, se manifiestan en muchos de los líderes de nuestra sociedad empresarial.

De ahí que no me sorprenda haber visto que algunos campamentos militares españoles muestren escrito el lema que reza: “Cuanto más sudor en tiempos de paz, menos sangre en tiempos de guerra», frase atribuida al General Patton, pero que tiene su origen en un antiguo aforismo latino “Si vis pacem, para bellum” escrito por Flavio Vegecio a fines del siglo IV d.c. y que podemos traducir como «Si quieres la paz, prepárate para la guerra».

Y, coincidiendo con que nuestra economía está discurriendo por un ciclo más estable o -menos convulso- que hace una década, me pregunto si, como empresas, estamos preparándonos para resistir los avatares de las nuevas crisis que nos tocará vivir, ya sean éstas más cercanas o más lejanas en el tiempo, pues si hay algo seguro es que la economía se mueve por ciclos.

Ser empresario cuando la coyuntura económica es favorable puede ser complicado, pero serlo cuando se afrontan crisis importantes puede ser extremadamente difícil. No en vano, ya hemos experimentado cómo las crisis clarifican los mercados y hacen desaparecer sin piedad a todas las empresas menos competitivas…… de la criba sólo se salvan las más preparadas y sólidas.

Trabajar duramente, esforzarse al máximo, “sudar”, en tiempos de bonanza, marcará la resistencia de las empresas a las contiendas que estén por venir. Es el momento de renovarse y mejorar nuestro posicionamiento, pero también es tiempo para diversificar, probar nuevos modelos de negocio y ampliar nuestro horizonte empresarial. Saber aprovechar las ventajas en tiempos de calma será fundamental.

Considero que permanecer inmóvil y estancado, haciendo siempre lo mismo, es el peor error que puede cometer un empresario. Innovar y apostar por nuevos productos, sectores y clientes generará resultados y fortalecerá la reputación empresarial. No en vano, de todos es bien conocido que… ¡no se deben poner todos los huevos en la misma cesta! Diversificar es, posiblemente, una de las estrategias empresariales más acertada para tiempos de paz.

Y en este proceso de diversificación empresarial, en HispaColex nos hemos adentrado en nuevos territorios con los que ampliar y complementar nuestros servicios –con un altísimo sentido de responsabilidad y manteniendo siempre nuestra esencia jurídica- mediante la puesta en marcha de HispaColex-Correduría de Seguros y de HispaColex-Tech Consulting.

Ambas han iniciado su camino al servicio de las empresas, trabajando con tesón para ofrecer las mejores soluciones de aseguramiento y digitalización a sus clientes, con integridad, lealtad, generosidad, perseverancia, humildad y valentía… preparadas para el futuro que nos toque vivir.



Se el primero en comentar

Deja un comentario