Los beneficios de la lactoferrina

Esta proteína derivada de la leche materna permite reforzar nuestro sistema inmunitario junto al ejercicio y una dieta equilibrada

lactoferrina
La lactoferrina posee una acción antimicrobiana reforzando de manera natural el sistema inmune | Foto: Gabinete
GranadaDigitalGranadaDigital
0

La situación actual, con la crisis del coronavirus a nivel mundial, hace que nos replanteemos nuestro estilo de vida y si realmente hacemos todo lo posible por reforzar nuestro sistema inmunitario, la principal herramienta de nuestro organismo frente agresiones externas. Aumentar nuestras defensas no es una garantía absoluta frente a la Covid-19, pero un sistema inmunitario más fuerte siempre se enfrentará mejor a virus y bacterias. Para reforzar ese sistema inmunitario podemos mantener una dieta equilibrada, realizar ejercicio y apoyarnos en complementos extra a base de proteínas como la lactoferrina, una proteína que aumentará considerablemente nuestras defensas.

¿QUÉ ES LA LACTOFERRINA?

La lactoferrina, conocida también como lactotransferrina, es una proteína derivada de la leche materna que está presente en un sinfín de procesos fisiológicos importantes de nuestro organismo. Esta proteína nos ayuda, entre otros, a regular el hierro e incluso a poner en marcha los mecanismos de defensa ante agresiones externas.

Aunque la encontramos en la leche materna, lo cierto es que la lactoferrina está presente en la mayoría de secreciones mucosas de nuestro cuerpo, como por ejemplo las lágrimas o la saliva. También está presente en los neutrófilos e incluso en la sangre. Así, podemos hacernos una idea de la importancia de esta proteína para nuestro cuerpo, siendo una de las principales herramientas de defensa de nuestro organismo.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA LACTOFERRINA?

Son muchos los estudios que relacionan la lactoferrina con un sistema inmunitario fuerte ante patógenos. Es posible aumentar las defensas de nuestro organismo gracias a esta proteína. Así, entre sus principales beneficios podemos hablar de su cualidad para unirse al hierro, siendo beneficiosa para regular el hierro en el metabolismo sin dañar el sistema gástrico gracias a su acción antiinflamatoria.

La lactoferrina posee una acción antimicrobiana reforzando de manera natural el sistema inmune. De esta forma, es capaz de aumentar la acción del organismo frente a bacterias, parásitos e incluso virus de diferente naturaleza.

Consigue, además, inhibir la replicación de algunos virus, potencia la acción de algunos antibióticos haciéndolos más eficaces e incluso previene la adhesión de bacterias en el intestino. Hay que destacar que, al mismo tiempo, ayuda y potencia el crecimiento de las bacterias que sí son beneficiosas para nuestro intestino.

Si estás interesado en los beneficios de la lactoferrina, puedes visitar lactoferrina.net, una página creada con el fin de difundir artículos científicos relacionados con los beneficios de esta proteína.

¿DE DÓNDE OBTENEMOS LA LACTOFERRINA?

Comenzamos a ingerir lactoferrina de una forma oral a través del calostro de la madre. Los recién nacidos, así, refuerzan su sistema inmunitario gracias a la leche materna que es rica en esta proteína. No obstante, no es la única forma de conseguirla, pues afortunadamente los estudios e investigaciones han logrado que el ser humano pueda sintetizarla e incluirla en leches artificiales, en productos lácteos, en complementos alimenticios e incluso en cosméticos.

Esta lactoferrina se consigue a través del aislamiento y purificación de la lactoferrina natural de la leche de diferentes mamíferos. También es posible crear lactoferrina sintética por técnicas de biotecnología o lactoferrina recombinante, usando especies transgénicas de animales y vegetales. Sea como sea, todas las estrategias que se usan para obtener esta proteína con fines comerciales son seguras y efectivas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario