El secadero de Casa Villaviciosa vuelve a salvarse de la demolición

Como estaba previsto, la familia impide la entrada a su domicilio y la concejalía de Urbanismo volverá a solicitar una orden judicial para que se reanuden las obras de urbanización del entorno

Foto-Secadero
La familia García Zarzo conversa con la representante de Urbanismo en Casa Villaviciosa. En primer término, el secretario de la junta de compensación del Plan Parcial donde se ubica la finca | Foto y vídeo: Javier Gea
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
1

A las 10,05 horas de este martes 15 de octubre, una trabajadora de la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada se ha presentado en la puerta de Casa Villaviciosa y ha mostrado un documento a su propietario, José García Zarzo. En él se emplaza a la junta de compensación del Plan Parcial 1.7 ‘Paraíso Industrial’, en el que está incluida esa finca, a que reanudaran las obras de urbanización en la zona, lo que implica la demolición del secadero que forma parte de la propiedad. Llegó acompañada de otra persona del ayuntamiento. A unos metros, como en segunda fila, esperaban acontecimientos dos representantes de la citada junta de compensación.

Pero éstos no llegaron. A la solicitud de la trabajadora de Urbanismo, García Zarzo, acompañado por su mujer y por cuatro de sus cinco hijos, respondió mostrándole otro documento que el pasado viernes fue entregado en dependencias municipales y en el que manifestaba su «expresa oposición» a que nadie entrara en su propiedad sin su permiso.

Dadas las circunstancias, la situación llegó a un punto muerto. El escrito de Urbanismo especificaba claramente que, en caso de negativa, además de recibir un «expreso apercibimiento de ejecución forzosa», tendría que solicitar una nueva autorización judicial para entrar. Es algo que ya pidió con anterioridad y que le denegó el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Granada.

Ese punto muerto no impidió un diálogo entre ambas partes. García Zarzo pidió a la representante municipal poder ser atendido en el ayuntamiento y ella dijo que las dependencias públicas estaban a disposición de los granadinos. Pero avanzar, lo que se dice avanzar, ni un milímetro.

José Manuel Hernández Villalobos, secretario de la junta de compensación, presente en el lugar, no participó en esa charla pero sí habló con GranadaDigital para quejarse de que la obra del plan parcial «está ejecutada al 98%» desde el año 2010 pero no finaliza «porque García Zarzo está incumpliendo su obligación legal y estatutaria de permitir que continúe la urbanización».

Hernández Villalobos especifica también que las obras no afectan al domicilio de los dueños sino sólo al secadero y los terrenos anexos a éste. «Está ocupando suelo de al menos otros cinco propietarios», ha incidido, para añadir que la junta de compensación no es ninguna asociación que actúe por su cuenta «sino que depende de la administración pública, que nos cede la potestad de hacer ciudad en representación del ayuntamiento».

«Todos estamos sujetos a las leyes»

«Todos estamos sujetos a las leyes, este sector debería estar funcionando desde 2010 y lleva nueve años paralizado por la actuación de esta familia», agrega el secretario de la junta, que por lo demás ha negado que el secadero goce de protección especial. «No tiene protección ninguna, en eso no llevan razón», con lo cual contradice el informe emitido el 8 de junio de 2017 por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que considera que «el conjunto formado por la Casa Villaviciosa y antiguo secadero de tabaco reúne valores patrimoniales (histórico, artístico, etnológico, industrial y social) para su inscripción en el Catálogo de Patrimonio Histórico de Andalucía».

Ciertamente no ha sido inscrito en ese catálogo porque falta la firma del responsable político del departamento, pero los propietarios sostienen que, además de que esa protección sí figura en la web de la Consejería de Cultura , el artículo 2 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, especifica que dicho bien «tiene, a los efectos de tal norma, la naturaleza de bien integrante del patrimonio».

Mientras tanto, un vistazo a la finca permite ver algunos detalles interesantes. Por ejemplo, hay una acera que llega desde un costado, para bruscamente cuando alcanza la propiedad y continúa una vez rebasada ésta. La elude, por así decirlo, su presencia representa para esa acera un obstáculo. Y también se podría interpretar como un aviso: por allí seguirá cuando las obras se reanuden.

Pero eso significaría no ya entrar en el secadero, sino cercenar un trozo de la propiedad. «Nosotros ya tuvimos que ceder un espacio que teníamos delante de la casa que era zona verde, pero porque no nos quedó más remedio, era para hacer una carretera y era una expropiación del Ministerio de Fomento«, explica Carlos García, uno de los hijos de José, que sospecha que, con el tiempo, la casa familiar pueda quedar «encajonada entre otros edificios más altos, asfixiada por ellos».

«El problema es que nunca se nos ha tomado en cuenta para nada. Nos hemos querido sentar a negociar con los demás propietarios un montón de veces y no nos han dejado», afirma, y añade que «soluciones hay muchas, se nos ocurre un montón, pero parece que lo único que quieren algunos es que metamos la cabeza debajo de la soga y eso no lo vamos a hacer».

 



Comentarios

Un comentario en “El secadero de Casa Villaviciosa vuelve a salvarse de la demolición

  1. Avatar

    alfonso garcia zarzo

    yo como hermano,puedo asegurar que ha mi hermano le han ninguneado estafado sin el haber participado en reunion alguna con conocimiento de lo que algunos cocian para sus intereses particulares ellos dispusieron de todos los medios habidos para hacerle una encerrona y tratandose de que mi hermano no esta nada mas que para su familia y su trabajo que es lo que le mantiene vivo porque ya tiene muchos años se encuentra en esta tesitura sin beberselo y sin comerselo pienso que si existe la Ley debieran estudiarlo detenidamente por tanta injusticia en la que se encuentra pido al Juez que lleva el caso lo estudie detenidamente el extropicio que va a causarle a mi Familia…

Deja un comentario