¿Es el Satisfyer tan fiero como lo pintan?

Beatriz Oliva: "Desde octubre las ventas se han disparado y de vender unas seis unidades al mes, ahora puedo vender hasta treinta a la semana"

Foto Antonio L Juarez - reportaje sobre el satisfayer -1
Satisfayer en la tienda Mi Piruleta | Foto: Antonio L. Juárez
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

Beatriz Oliva es la dueña de Mi Piruleta, una tienda erótica situada detrás de la estación de autobuses de Granada. Dentro de este local, se encuentran todo tipo de artilugios, algunos de ellos impensables, que pueden servir de complemento para la vida sexual de cada persona. Hoy llama la atención en especial uno, algunas películas, series y multitud de famosos se han hecho eco de este nuevo juguete, el Satisfyer.

El Satisfyer es un juguete erótico especial para el clítoris, según cuenta Beatriz Oliva, este producto lleva a la mujer al orgasmo gracias a la estimulación sin tocar. Se trata de una estimulación a través de ondas expulsadas por aire que llevan a la mujer a alcanzar el orgasmo en un periodo de tiempo situado entre los cuarenta segundos y un minuto. “Es muy rápido”, comenta la dueña de Mi Piruleta.

Beatriz Oliva explica que no se trata de un juguete difícil de usar, más bien todo lo contrario. Todos los modelos de Satisfyer tienen un agujerito que se coloca sobre el clítoris. Una vez bien colocado, se crea una especie de vacío entre el aparato y el clítoris y ese vacío hace que se comience a estimular. Satisfyer tiene diez modos de intensidad diferente. Para empezar, se puede empezar con la mínima intensidad e ir subiendo poco a poco hasta la décima. “Aunque yo creo que la décima no la aguanta nadie”, confiesa Beatriz Oliva.

Se trata de un aparato totalmente diferente a los vibradores y según Beatriz Oliva, “es por eso por lo que llama tanto la atención”. La principal diferencia entre vibrador y Satisfyer es que este último no vibra, aunque hay tres modelos que sí lo hacen, pero por lo general no lo hacen, y es por ello por lo que la estimulación no irrita el clítoris. “Muchos vibradores, al ponerlos encima, hay mujeres más sensibles y les irrita, llega un momento que molesta, pero Satisfyer, al no tener una vibración constante encima del clítoris, estimula, se consiguen orgasmos y no llega a molestar, se puede llegar a tener hasta tres orgasmos uno detrás de otro”, asegura.

Beatriz Oliva, no solo como dueña de la tienda, sino como usuaria, opina que Satisfyer no es sólo la fama que le precede: “Realmente es tan bueno como lo pintan”. Satisfyer lleva en el mercado desde hace ya tres años y es un producto que ya se vendía bien antes del auge de su fama, “aunque es verdad que desde que ha salido a la luz, las ventas se han disparado”, especifica la dueña de Mi Piruleta.

“Satisfyer es un producto que se ha vendido desde que salió, pero es verdad que de vender 30 en una semana o menos a vender seis al mes, como ocurría al principio, es mucha diferencia”, comenta Beatriz Oliva y añade: “Desde octubre hasta hoy ha subido muchísimo las ventas, se ha notado mucho, pero es verdad que es porque funciona muy bien”.

Según ha comentado también, Beatriz Oliva cuenta ya con una libreta de encargos para este producto y desde octubre ha llegado a vender hasta unos 200 aparatos. “Todo tipo de usuario se ha acercado a comprar este aparato, desde chicas con pareja, personas más mayores de unos 70 años, hombres para regalárselas a sus novias o mujeres”, cuenta.

También hay una modalidad de Satisfayer para hombres, no es igual que el de las mujeres, obviamente, pero sí existe el Satisfyer Man.

En cuanto a los rumores sobre si Satisfyer es el nuevo motivo de ruptura de parejas, Beatriz Oliva lo tiene claro: “Eso no es verdad, es un mito. Es verdad que, al conseguir orgasmos rápidos, la gente lo puede utilizar más, pero tanto como romper parejas, no”.

Satisfyer en Mi Piruleta | Foto: Antonio L. Juárez



Se el primero en comentar

Deja un comentario