Sanidad defiende que los test rápidos llegados esta semana tienen una sensibilidad de al menos 64%

El porcentaje de sensibilidad no será superior al 65% si el paciente lleva menos de una semana infectado

fotonoticia_20200402164234_1920
Test de coronavirus a una conductora | Foto: Europa Press
Europa PressEuropa Press
0

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha avanzado que España ha recibido esta semana un millón de test rápidos basados en anticuerpos, que tienen una sensibilidad del 80 por ciento cuando el paciente lleva siete o más días infectado, y del 64 por ciento cuando acaban de iniciar los síntomas.

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso por la crisis del coronavirus, Illa ha detallado que los test rápidos se están utilizando como “complemento” a las pruebas PCR, que pese a ser más lentas y conllevar más recursos sanitarios, siguen siendo la primera opción, porque son “más fiables”, según los análisis del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Al respecto, Illa ha agregado que el Gobierno “está trabajando con intensidad y rigor para que España tenga las mejores pruebas diagnósticas”. En este punto, ha recordado que en nuestro país se realizan entre 15.000 y 20.000 pruebas diarias, lo que sitúa a España “entre los países que más hacen por día”. Illa ha reiterado que la mejor estrategia es “hacer el máximo número de test posibles a las personas que tengan síntomas”.

“Los test rápidos son un complemento adecuado a las PCR en acciones de cribado en entornos como hospitales y residencias de mayores. Es el uso que se les va a dar después de abordarlo conjuntamente con las comunidades autónomas, en base a las informaciones del Instituto de Salud Carlos III”, ha afirmado el ministro. De acuerdo con sus cifras, el ISCIII ha analizado “más de 70” test rápidos comercializados para evaluar cuáles son los más convenientes, de los que el Gobierno ha seleccionado una decena que cumple los requisitos europeos.

Illa ha precisado que cuando los test rápidos dan negativo es necesario realizar una PCR, debido a que las pruebas de laboratorio son más efectivas en la detección. En el caso de positivo, sus resultados se pueden tomar con certeza, según el ministro. Así, ha resaltado que la realización de estos test, en sustitución de las PCR en algunos casos, podrían aumentar en un 40 o 60 por ciento la capacidad diaria de realizar las pruebas de laboratorio.

Otro uso que se está estudiando en los test rápidos es usarlos para comprobar qué personas han adquirido después de 21 días una inmunidad al virus, con el objetivo de estimar qué porcentaje de la población española podría estar inmunizada frente al Covid-19. Esta cuestión se está estudiando por expertos del Centro Nacional de Microbiología y del ISCIII, junto con los responsables del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Sus resultados determinarían la evolución en la retirada de las medidas de confinamiento y distanciamiento social.

Se podría multiplicar la posibilidad de realizar PCR

Sobre las PCR, ha detallado que el ISCIII ha homologado desde enero a cuatro empresas para producirlas, y que se está colaborando con otras tres más para obtener la certificación y hacer en territorio nacional estos productos, de forma que se tienda hacia el autoabastecimiento. “Se ha homologado a muchos hospitales y centros para que puedan hacer estas PCR. Todas las CCAA pueden hacerlas, tenemos una gran capilaridad”, ha agregado.

El problema, sin embargo, son los kit de extracción, según Illa: “Estamos trabajando en varias vías con empresas nacionales para conseguir la fabricación de estos kit para el aumento de las PCR diarias”. El ministro ha anunciado que se han adquirido cuatro robots que permitirían saltar este procedimiento de extracción, haciendo posible que se aumentara mucho la capacidad de realizar PCR. Estos robots estarán operativos “en un horizonte de diez a quince días”, ha precisado.

De la misma forma, ha expuesto que se está trabajando con dos empresas para fabricar kits de extracción en España. “Si fructifican estas gestiones, estaríamos en condiciones de multiplicar por mucho las PCR diarias”, ha asegurado, añadiendo que el Instituto de Salud Carlos III está estudiando un procedimiento para evitar la extracción mediante calentamiento, aunque aún se está evaluando su calidad.

En otro sentido, Illa ha vuelto a defender la compra del primer pack de test rápidos que España tuvo que devolver a una empresa china por no cumplir con la sensibilidad requerida por las autoridades. “No hay ninguna voluntad de ocultación. No ha habido negligencia, se hizo una comprobación exquisita para ir con las máximas garantías. No era un producto de mala calidad, pero no se adecuaba a lo que necesitamos. Un producto con una sensibilidad inferior al 60 por ciento no nos sirve. No ha habido engaño de ningún proveedor al Gobierno. Si hubiera habido alguna anormalidad, el Gobierno hubiera actuado, no tenga ninguna duda”, ha comentado tras ser preguntado por el resto de miembros de la Comisión.







Se el primero en comentar

Deja un comentario