Las personas ciegas, sordas y en silla de ruedas pueden disfrutar de rutas guiadas en Granada

El proyecto de 'Guíame Granada' pretende “no dejar a nadie atrás” y ofrece itinerarios accesibles para que puedan conocer y descubrir la riqueza patrimonial de la ciudad

Rutas Guiame Granada micropapel encapsulado
Lámina en relieve en micropapel encapsulado del sepulcro de los Reyes Católicos para personas ciegas | Foto: Guíame Granada
María José RamírezMaría José Ramírez
0

Granada es una ciudad con una gran riqueza patrimonial y son muchas las rutas turísticas que se pueden realizar en la ciudad granadina, pero no todas están adaptadas a personas con diversidad funcional. Por eso, se ha puesto en marcha el proyecto Guíame Granada, que ofrece visitas accesibles para personas ciegas, sordas y en silla de ruedas, “una experiencia que permite a todo el mundo conocer y descubrir la gran riqueza patrimonial de la ciudad de Granada y la Alhambra”, como destaca Rebeca Martínez.

Guíame Granada echó a andar hace un año con la preparación de rutas y la comprobación ‘in situ’ de los recorridos. Este mes de julio han comenzado las rutas guiadas por la ciudad, con todas las medidas de seguridad, con las que se pretende “no dejar a nadie atrás”, resalta Rebeca Martínez. “A nivel de calle hay pocas rutas para personas con diversidad funcional a nivel nacional. Este sistema se está ya dando en museos como el Reina Sofía de Madrid. Trabajé allí y vi las adaptaciones para ciegos”, comenta.

La ruta adaptada a personas ciegas en Granada va del Corral del Carbón a la Madraza, pasando por la Catedral y la Capilla Real. “Es una ruta con pocos monumentos para que no haya una sobrecarga mental. El guía va haciendo audiodescripciones de los monumentos y se acompaña con láminas en relieve en micropapel encapsulado para que la imagen mental sea más fácil”, asegura Rebeca Martínez. También incorpora objetos en 3D, realizados por “un chico especializado en patrimonio virtual, que hace maquetas, planos, mocárabes, ejemplificación de la caligrafía árabe, etc”. En estas rutas pueden participar como máximo cuatro personas ciegas, que pueden acudir acompañadas de su perro guía.

Las rutas para personas sordas las ofrece Guíame Granada en colaboración con la Agrupación de Personas Sordas de Granada y Provincia (Asogra). Un guía explica durante la ruta y una intérprete de Lengua de Signos de Asogra traduce para las personas sordas en lengua de signos española o internacional. “Pueden realizar cualquiera de las rutas con el resto de oyentes, al menos dos personas sordas por grupo”, comenta Rebeca Martínez.

Para personas en silla de ruedas hay tres rutas adaptadas. Dos de ellas son en la Alhambra y otra por el casco histórico de Granada. “Se trata de rutas accesibles, sin problemas con el terreno, que se pueden hacer perfectamente”, asegura Rebeca. La idea de Guíame Granada es ampliar estas rutas por el Albaicín o el Realejo “solventando de alguna forma los problemas del terreno”. “El Albaicín y el Sacromonte no son muy accesibles por los adoquines, las escaleras… Tampoco para una persona ciega ya que el suelo no está adaptado para ellos, como pasa por ejemplo en un paso de peatones, que está señalizado para personas ciegas. Se podría mejorar bastante en ese aspecto, no dudo que haya proyectos para solventarlo. Por el centro sí está el terreno más adaptado”, comenta Rebeca.

Las rutas se realizarán con reserva previa a través del formulario de la página web de Guíame Granada, por email o por teléfono. Ahora, por el Covid-19 se ha “trastocado la normalidad y no hay rutas a diario”, como comenta Rebeca, por lo que durante el mes de julio se realizarán dos rutas por semana aproximadamente. Este tipo de rutas “no tienen un precio mayor por la especialidad que tienen, sino que es el mismo para todos”, comenta Rebeca. Los precios de estas rutas adaptadas a personas con diversidad funcional oscilan entre los 12 y los 49 euros, dependiendo de la ruta elegida, ya sea por el centro histórico de Granada o por la Alhambra.





Se el primero en comentar

Deja un comentario