Una ruta por los monumentos andalusíes en Granada

Los domingos, el Patronato de la Alhambra ofrece entrada libre al Bañuelo, el Corral del Carbón, el Palacio de Dar al-Horra y la Casa Morisca Horno de Oro

el-bañuelo
El Bañuelo es uno de los baños árabes públicos que mejor se conservan | Foto: Patronato
María José RamírezMaría José Ramírez
0

Granada cuenta, además de con la archiconocida Alhambra, con otros monumentos andalusíes que se pueden visitar. El Bañuelo, el Corral del Carbón, el Palacio de Dar al-Horra y la Casa Morisca Horno de Oro abren sus puertas cada día para que los visitantes descubran sus espacios. Los domingos, la entrada es gratuita en estos cuatro monumentos andalusíes.

El Bañuelo es uno de los baños árabes públicos que mejor se conservan en Granada y en toda España. Está situado en la Carrera del Darro. Se le conoce con este diminutivo desde finales del siglo XIX por ser de menor tamaño que los baños reales de la Alhambra. Su nombre es el Hammam al Yawza o Baño del Nogal. Algunos investigadores lo datan en el siglo XI, mientras que otros consideran que fue edificado en el siglo XII. Está localizado en una importante vía pública y junto a una puerta, algo característico de los baños andalusíes, además de ser una zona bastante poblada, como apuntan desde el Patronato.

La ruta por los monumentos andalusíes continúa por el Corral del Carbón, que está situado en la calle Mariana Pineda. Data de la primera mitad del siglo XIV y fue utilizado como almacén y punto de venta de trigo, además de como alojamiento para los mercaderes que lo traían a Granada, como recuerda el Patronato. Después de la reconquista, los Reyes Católicos nombraron a Juan de Arana su lugarteniente y se lo cedieron en propiedad en 1500. Cuando murió, al no tener herederos, fue vendido en subasta pública y pasó a ser corral de comedias. También fue en el siglo XVII corral de vecinos y la planta baja se utilizó como almacén de carbón, de ahí su nombre. En el siglo XX, Leopoldo Torres Balbás lo adquirió y fue restaurado entre 1929 y 1931.

El Corral del Carbón | Foto: Antonio L. Juárez – Archivo

Otro monumento andalusí es el Palacio de Dar al-Horra, situado en la Alcazaba Cadima. Se le llamó así ya que fue la residencia oficial de Aixa la-Horra, la mujer de Muley Hacén y madre de Boabdil, el último emir granadino. Después de la conquista, los Reyes Católicos se lo cedieron a Hernando de Zafra y pasó a ser su residencia. Intentó instalar allí un convento de monjas dominicas, pero no lo logró y, finalmente, fue convertido por la reina Isabel en un convento franciscano. El edificio, centrado por un patio rectangular, ha mantenido sus formas musulmanas y parte de su decoración nazarí.

Esta particular ruta por monumentos andalusíes finaliza en la Casa Morisca de la calle Horno de Oro, que baja desde San Juan de los Reyes hasta el Paseo de los Tristes. Se trata de una casa nazarí de una planta a la que se le añadió un segundo piso en el siglo XVI. Actualmente se accede a ella por una puerta situada más abajo de la principal, que es más moderna que la morisca con un arco de ladrillo con lazos. La casa cuenta con un patio cuadrilongo, con una pequeña alberca y todas las habitaciones y ventanas están orientadas hacia él, como en la mayoría de las casas musulmanas. El Patronato recuerda que después de la expulsión de los moriscos, esta casa fue corral de vecinos hasta el siglo XX, cuando fue adquirida por el estado y restaurada.





Se el primero en comentar

Deja un comentario