Rescatan a un joven descalzo y herido que se perdió en las inmediaciones de Jesús del Valle

El joven perdió los zapatos en el barro y tuvo que ser evacuado a hombros por los guardias civiles

auxilio joven estudiante2
Imagen del rescate de la Guardia Civil | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil rescató durante la madrugada del pasado domingo en el barranco del Zapatero, en las inmediaciones del Cortijo de Jesús del Valle, en el término municipal de Granada, a un joven jienense de 18 años de edad que se perdió esa noche por culpa de la lluvia y al que los agentes encontraron descalzo, herido y con síntomas de hipotermia.

La Guardia Civil recibió sobre las 23:30 horas del pasado sábado un aviso del Servicio de Emergencias de la Junta de Andalucía, el 112, sobre la recepción de una señal de socorro de un joven que se encontraba perdido en una zona comprendida entre km. 13 y 14 de la Ctra. A395 Granada-Sierra Nevada.

La Guardia Civil envió a la zona a una patrulla del puesto de Güéjar Sierra, pero no pudieron localizar al joven extraviado. Los agentes se pusieron en contacto con el 112 y este servicio de emergencias nuevamente con el joven, y triangulando la llamada consiguieron delimitar que se encontraba en una zona comprendida entre el Cortijo de Jesús del Valle y barranco del Zapatero.

Los guardias civiles recorrieron a pie toda esa zona llamando a voces al joven desaparecido hasta que finalmente consiguieron encontrarlo sobre las 1:30 horas. El joven presentaba un aspecto lamentable por las numerosas heridas y erosiones que presentaba a consecuencia de las numerosas caídas que había sufrido. Tenía además signos de hipotermia y había perdido un zapato en el barro en su deambular nocturno por entre los olivos.

Al no poder andar, los guardias civiles cargaron sobre sus hombros al joven herido y así lo trasladaron hasta el vehículo oficial que se había quedado junto a la hacienda de Jesús del Valle. Luego lo llevaron hasta el centro de salud de La Zubia para que curaran sus heridas y, finalmente hasta el colegio mayor donde actualmente reside en Granada.

El joven es un estudiante granadino que junto con otros compañeros estaban haciendo una comida de hermandad en el Llano de la Perdiz. Sobre las 21:00 horas del sábado se marchó solo del lugar, comenzó a andar y acabó en mitad del monte, desorientado, descalzo y herido, por lo que tuvo que pedir auxilio.



Se el primero en comentar

Deja un comentario