La reordenación de la Junta le cuesta el cargo al delegado provincial de Educación

Antonio Jesús Castillo renuncia molesto por las críticas recibidas por todos los sectores, a las que se sumó el consejero Javier Imbroda

Granada.- Educación.- Funcionarios de Seúl conocen las instalaciones deportivas granadinas
Antonio Jesús Castillo, en un acto reciente | Foto: GD
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

Antonio Jesús Castillo, delegado provincial de Educación de la Junta de Andalucía en Granada, ha presentado este viernes 17 de enero la dimisión “irrevocable” de su cargo, según han confirmado a GranadaDigital fuentes del organismo autonómico.

Castillo deja su puesto después de recibir numerosas críticas, entre otras del consejero de Educación, Javier Imbroda, por sus supuestos “errores de comunicación” y la gestión de la reordenación educativa planteada en Granada, que podría pasar por el cierre o la supresión de unidades escolares en colegios de la provincia y que ha motivado numerosas protestas y hasta una manifestación que tuvo lugar este jueves 16 de enero, convocada por sindicatos y la Federación de Madres y Padres de Alumnos Alhambra.

Las mismas fuentes han precisado que Castillo se ha sentido “molesto” por haber sido el blanco de las críticas, cuando se trata de una actuación que, en todo caso, está prevista para el conjunto de Andalucía, y especialmente por no haber recibido el apoyo explícito del consejero, sino todo lo contrario.

En un comunicado, la Junta atribuye la dimisión a “motivos personales” y precisa que Castillo “ha expresado al consejero su deseo de emprender otros proyectos”, así como su gratitud “por la confianza que depositaron en mí. Formar parte de este proyecto ha sido, sin duda alguna, una valiosa oportunidad de crecimiento profesional y personal”.

El consejero le ha transmitido igualmente su “agradecimiento” por el trabajo desarrollado en estos meses al frente de la Delegación.

El Gobierno Andaluz ya trabaja para nombrar a un nuevo delegado o delegada en Granada. Aunque todavía es pronto para hablar de su sustituto en el cargo, aunque al tratarse de un área controlada por Ciudadanos en el gobierno autonómico, se da por hecho que Antonio Jesús Castillo será relevado por alguien de ese partido.

Reacción de Izquierda Unida

Izquierda Unida Granada ha considerado la dimisión del Delegado de Educación, Antonio Jesús Castillo, como “un triunfo de la comunidad educativa en la provincia, que ha demostrado una movilización ejemplar durante más de un mes ante el oscurantismo y el silencio del Gobierno andaluz, que ponía en peligro la permanencia de líneas educativas públicas en sus colegios rurales”.

La táctica del actual ejecutivo, apuntan, solo ha servido para aportar ruido, confusión y declaraciones contradictorias respecto a unos planes que supondrían el cierre de muchos centros que “no se volverían a abrir y que profundizarían aún más el eclipse de nuestra Andalucía rural”, han recalcado.

Esta dimisión “cierra toda una serie de movimientos orquestados durante la última semana que solo han demostrado la incapacidad de escuchar las necesidades de Andalucía y la implantación de medidas neoliberales sin paliativos”, pero “en Granada se han encontrado con una comunidad educativa fuerte que no ha dudado en luchar por una educación pública y de calidad”.

El diputado de IU y parlamentario de Adelante Andalucía por Granada, Chus Fernández, ha denunciado que “la Junta de Andalucía no ha escuchado a la comunidad educativa en su conjunto, ni a las Ampas, ni a los maestros, ni a la Inspección Educativa, ya que ha tenido en pie de guerra a toda la sociedad granadina haciendo, incluso, declaraciones contra la labor del profesorado en estos centros”.

Respecto a la gestión de la problemática durante casi dos meses, ha resaltado que “ante la ola de titulares y actuaciones de espalda a la comunidad educativa, solo han demostrado una actitud nefasta”, a lo que ha añadido que “al consejero de Educación, Javier Imbroda, y al ex delegado, Antonio Jesús Castillo, les ha quedado grande la gestión de un conflicto muy importante que afectaba a la protección de la educación nuestros niños y niñas, y a la defensa de la Andalucía rural”.

El PSOE habla de “disparates”

La portavoz de Educación del PSOE-A en el Parlamento andaluz, Beatriz Rubiño, ha exigido este viernes a la Junta de Andalucía que acaben “con los disparates” en materia educativa y los “desbarajustes” que están desarrollando en la provincia de Granada.

En rueda de prensa, Rubiño ha señalado las 40 dimisiones que van en el Gobierno andaluz en un año de legislatura, en este caso, “obligado por los desbarajustes en la provincia” y ha instado a acabar “con el laboratorio educativo que están implantando”.

En concreto, ha detallado la reordenación y supresión de los centros educativos rurales (CPR) y los colegios con calificación de ‘Semi-D’, es decir, aquellos que ofrecen también los cursos del primer ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria.

Esto, según ha explicado, conlleva que 700 niños se tengan que desplazar largas distancias para poder recibir educación pública, cuando el PSOE-A defiende esta como el ascensor que nos iguala”.

Rubiño ha criticado el papel del consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, que “demuestra que la educación pública no le importa” y que está convirtiendo la educación pública en “un laboratorio de experimentos para favorecer la privada”.

“No se trata de hacer lo que él quiera o lo que quiera Ciudadanos, sino de consensuar y llegar a acuerdos con la comunidad educativa”, ha apuntado la socialista, que ha informado del registro de uan proposición no de ley en el Parlamento andaluz para que no se cierren estos colegios de la provincia de Granada y más de 60 preguntas escritas para saber los planes de la Junta en materia de educación pública.

“La gestión hace agua”

El portavoz de Educación de Adelante Andalucía en el Parlamento, José Ignacio García, ha celebrado la dimisión de Antonio Jesús Castillo y ha apuntado directamente a la gestión del consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, al frente de esa Consejería, que “hace agua”.

“La movilización masiva de ayer en Granada ha hecho que hoy el delegado de Educación haya tenido que dimitir después de que se pusiera manos a la obra al desmantelamiento de la educación publica, cerrando centros y cerrando líneas”, según ha señalado el portavoz de Adelante.

En este sentido, García ha puesto en valor el papel de la comunidad educativa, que se “ha echado a la calle a decirle que se tenía que ir”.

Para Adelante Andalucía, esta dimisión se suma “a la cadena de abandonos” que está habiendo en la Consejería de Educación, pues hace unas semanas era la número dos de Educación, Marta Escrivá como viceconsejera, la que dejaba su cargo. No obstante, García ha indicado esta “no puede ser un cabeza de turco” y las movilizaciones tienen que seguir “hasta acabar con los recortes en educación”.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario