Refuerzan el apoyo a la asistencia a mujeres en tratamiento de rehabilitación de adicciones

El proyecto está dirigido a usuarias que no tienen una vivienda o a aquellas en una situación "no compatible con la asistencia a la terapia diaria que se realiza de forma ambulatoria"

fotonoticia_20181126171227_1920
Firma del convenio de colaboración | Foto: E.P.
E.P.
0

Fundación Unicaja apoya un programa de Proyecto Hombre Granada que ofrece alojamiento en una vivienda a mujeres con escasos recursos que comiencen un tratamiento de rehabilitación de sus adicciones.

La responsable de Solidaridad Social y Educación de la Fundación Unicaja, Ana Cabrera, y el director-presidente de la Fundación Granadina de Solidaridad Virgen de las Angustias-Proyecto Hombre, Manuel Mingorance, han firmado un acuerdo de colaboración que facilitará a mujeres que no tienen un hogar la participación en el programa educativo terapéutico de la organización.

Según ha informado en una nota de prensa la Fundación Unicaja, la vivienda de apoyo al tratamiento de Proyecto Hombre Granada acoge a mujeres con problemas de adicción sin recursos ni apoyo familiar, muchas de ellas víctimas de violencia de género.

El proyecto está dirigido a usuarias que no tienen una vivienda o a aquellas en una situación “no compatible con la asistencia a la terapia diaria que se realiza de forma ambulatoria”.

La solidaridad social es el eje de acción prioritario de la Fundación Unicaja y, a través de convenios como el que se establece ahora con Proyecto Hombre Granada, apoya iniciativas de integración y ayuda a colectivos vulnerables.

Con el objetivo de “alcanzar un pleno bienestar social”, la Fundación Unicaja colabora económicamente con los proyectos de asociaciones y ONGs nacionales e internacionales que actúan en ámbitos como la atención a personas con escasos recursos, con discapacidad, con enfermedades mentales u otras como el cáncer o el Alzhéimer, o a con problemas de drogodependencia o adicciones.

Las mujeres con problemas de adicción son más vulnerables ante el riesgo de exclusión social. Con este dato justifica Proyecto Hombre Granada la necesidad de poner en marcha “un programa específico para ofrecer recursos especiales a sus usuarias”.

La vivienda de Proyecto Hombre Granada cuenta con diez plazas y en ella se atenderá a mujeres en la primera fase de tratamiento de la adicción, que posteriormente podrán continuar en comunidad terapéutica.

Dará cobertura a necesidades básicas como son el alojamiento, la alimentación, la higiene personal y la atención médica. Además contribuirá a fomentar un clima de seguridad propicio para desarrollar de forma efectiva el programa educativo terapéutico, bajo la supervisión del equipo de profesionales de la organización.

La asistencia en esta vivienda estará garantizada todos los días del año y las 24 horas del día. La vivienda podrá alojar a más de 30 mujeres al año, aunque esta cifra dependerá del proceso de rehabilitación en cada caso.

El perfil mayoritario de este programa que une a la Fundación Unicaja y a Proyecto Hombre es el de una mujer de edad comprendida entre los 30 y 50 años, sin vivienda estable ni red familiar de apoyo y con problemas de adicción. Estas características no serán excluyentes para la atención, valorándose cada caso individualmente.



Se el primero en comentar

Deja un comentario