Recuperan una bici robada en Granada y detienen al ladrón

Se descubrió el hurto después de que el joven incumpliera una orden de alejamiento hacía su madre

Fotografía
Gabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 29 años con antecedentes policiales anteriores a los hechos, al que se le atribuye la presunta autoría de la posesión de una bicicleta sustraída y del incumpliendo de una orden de alejamiento hacía su madre.

Los hechos se desencadenaron cuando una llamada alertó a los agentes sobre el incumplimiento de una orden de alejamiento de un hijo hacía su madre, ya que el mismo había sido visto en el lugar.

Personados los policías en el lugar, el presunto infractor de la orden de alejamiento ya no se encontraba en el mismo, abandonado una bicicleta con la que llegó a la casa de su progenitora. Los agentes comprobaron que la misma tenía el número de bastidor borrado por lo que fue trasladada a dependencias policiales debido a los indicios de haber sido sustraída.

Posteriormente una dotación policial localizó al individuo que había incumplido dicha orden de alejamiento procediendo a su detención.

Agentes del Grupo de Hurtos Distrito Norte tras realizar las correspondientes gestiones de investigación consiguieron localizar al legítimo propietario de la bicicleta sustraída quién manifestó que efectivamente le había sido sustraída una bicicleta que se hallaba atada a una valla. La cual le fue devuelta tras ciertas comprobaciones.

El detenido fue trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición de la autoridad judicial.

La Policía aconseja

– Guardar factura de compra, a ser posible, fotocopiarla y hacerle una foto con el teléfono móvil o cámara de fotos. Normalmente en la factura aparece el número de serie de la bicicleta.

– Fotografiar la bicicleta desde distintas perspectivas, incluido el número de serie que se suele encontrar en la parte baja del cuadro, entre los pedales.

– Añadirle algún elemento identificativo que la diferencie del resto (pegatinas, luces…..), extremo que facilita su reconocimiento en caso de ser sustraída.

– Algunas marcas, ofrecen la posibilidad de registrar la bicicleta en sus páginas web oficiales (ej: trek, orbea….), siendo recomendable realizar dicha gestión, ya que si por algún motivo no se encuentra el número de serie, se podría consultar en la citada página, igualmente, en caso de sustracción se puede anotar en la página una reseña, en la que otros usuarios pueden consultar si está robada, por si la estuvieran vendiendo en el mercado de segunda mano.

– No es recomendable asegurar la bicicleta con los candados que venden en comercios no especializados, en especial los realizados con cables de acero, ya que son extremadamente fáciles de cortar, se debe utilizar candados con nivel de seguridad medio o alto.

– A ser posible, al estacionarla, utilizar aparcamientos destinados para bicicletas, si no es posible, en sitios con tránsito de gente (evitar sitios aislados, ya que esto facilita el trabajo a los delincuentes) y si por las inmediaciones hay cámaras de seguridad, aparcarla donde pueda ser grabada.

– En caso de sustracción, para facilitar la labor policial, sería recomendable denunciar el hecho, lo antes posible, en la Comisaría de Policía más cercana, haciendo entrega en el momento de la denuncia, de fotografías que tuviera de la bicicleta, factura y número de serie (si se conoce), haciendo constar de manera fehaciente lugar donde estaba estacionada e intervalo horario más preciso posible en el que ocurre el hecho denunciado.

– Al comprar una bicicleta de segunda mano, consultar los distintos servicios o páginas web donde se comprueba si pudiera ser sustraída y en caso de sospecha contactar inmediatamente con la Policía.

– Se recomienda utilizar la aplicación “Alertcops”



Se el primero en comentar

Deja un comentario