La rectora de la UGR resalta que los exámenes presenciales serán “muy excepcionales”

Pilar Aranda ha asegurado que no se va a "perjudicar al estudiante" y que "nadie va a perder el curso"

rectora UGR Pilar Aranda
Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada, en una foto de archivo | Foto: GD
Europa PressEuropa Press
0

La rectora de la Universidad de Granada (UGR), Pilar Aranda, ha resaltado que el plan de contingencia puesto en marcha por la institución académica a raíz de la crisis del coronavirus reserva los exámenes presenciales a casos “muy excepcionales” de asignaturas en que “esté muy justificado”, y siempre en el marco de lo que dispongan las autoridades.

“Estamos esperando a que nos digan cómo va a poder ser esta desescalada”, ha señalado Pilar Aranda en una entrevista con Europa Press en que se ha mostrado convencida, en cualquier caso, de que “introducir a cien estudiantes en un aula va a ser imposible”.

El plan de contingencia para la docencia y la evaluación no presencial en la UGR contempla la presentación por el profesorado, antes de este 30 de abril, de anexos a las guías docentes de las asignaturas con los nuevos métodos para calificar al alumnado.

En su articulación están participando los estudiantes, dentro de un “proceso ágil y rápido”, y han de priorizar la “evaluación continua”, basándose también en trabajos o participación en foros, según ha explicado la rectora, que ha enfatizado que no se va a “perjudicar al estudiante” y “nadie va a perder el curso”.

En cuanto a las pruebas a distancia, pueden ser orales, y, en caso de ser escritos, contarán con métodos que impidan copiar como los que se utilizan en la redacción de tesis doctorales, sin aceptar aquellos que suponen una “vigilancia invasiva”. Sea como sea, se trata de “evitar” que la evaluación “dependa de un solo examen”.

Un listado de preguntas frecuentes y respuestas para el trabajo virtual disponible en la web servirá para orientar al estudiantado, al profesorado y al personal de administración y servicios. Todo ello se está trabajando en coordinación con decanos, directores de departamentos y representantes de la Delegación General de Estudiantes, ha detallado Aranda, quien ha resaltado el “esfuerzo” realizado por la UGR en esta crisis para pasar “en 48 horas” de universidad presencial a “virtual”, con “casi 4.000 asignaturas”.

Hay disponible también en la Plataforma de Recursos de Apoyo a la Docencia (Prado) seminarios de formación para los docentes en cuanto a métodos de evaluación a distancia, ha agregado la rectora.

Preguntada por los alumnos que estudian en Granada procedentes de otros puntos geográficos, ha explicado que la UGR está haciendo gestiones destinadas a que puedan volver aquellos que, del grupo de alrededor de 3.600 que retornaron con autorización a sus casas coincidiendo con la Semana Santa, necesiten regresar para recoger sus cosas en los pisos que han tenido alquilados este curso.

AYUDAS TECNOLÓGICAS

En el ámbito tecnológico, el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleabilidad ha publicado este pasado miércoles la relación de los estudiantes beneficiarios de una conexión a Internet vía 4G sufragada por la UGR.

Se han otorgado 755 conexiones, tantas como solicitudes se han recibido y con independencia de que los solicitantes fueran o no beneficiarios de una beca. Complementan hasta las mil aproximadamente las alrededor de 230 puestas a disposición del alumnado por la Junta de Andalucía, ha detallado Pilar Aranda.

También ha recordado que, al inicio de la crisis, fueron 80 los ordenadores portátiles puestos a disposición por la UGR a los estudiantes, sin contar con los que se hicieron llegar a alumnos de los campus de Ceuta y Melilla. La institución sigue pendiente de las “demandas” que pueda seguir habiendo.

AVANCES EN INVESTIGACIÓN

En cuanto a los avances que en distintas líneas de investigación contra el coronavirus están protagonizando científicos de la UGR, Aranda ha enumerado los que se van logrando en el ámbito de la biomedicina en trabajos con diversas moléculas para posibles tratamientos, incluyendo un ensayo clínico que podría estar próximo en el tiempo; o en inteligencia artificial, la cual será decisiva para los métodos de diagnóstico, o en ciencia de datos, en lo relativo a las políticas de prevención y adaptación de la población.

Trabajos sociológicos o psicológicos, o en nutrición se suman a otros sobre las pruebas de diagnóstico del coronavirus conocidas como PCR, por sus siglas en inglés de ‘Reacción en Cadena de la Polimerasa’, o para la investigación del propio virus para los que la UGR va a solicitar proyectos específicos al Instituto de Salud Carlos III o la Junta de Andalucía, con la que se mantiene en contacto, poniendo a disposición todos sus medios, incluidos dos laboratorios en los campus de Ciencias o de la Salud, entre otros.

La UGR “se crece en los momentos difíciles”, ha concluido Aranda, quien ha resaltado la vinculación de esta institución “ciudadana” con el territorio, destacando como parte positiva de esta crisis que “todo el mundo se está dando cuenta del valor de la ciencia”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario