“Que una persona se preocupe por ti después de un cáncer ayuda emocionalmente”

La Asociación Española Contra el Cáncer de Granada mantiene contacto telefónico y apoyo psicológico durante estos días de confinamiento por la extensión del coronavirus

sara paciente aecc y su madre
Sara Laut Santiago, paciente oncológica, junto a su madre, que también superó la enfermedad | Foto: Remitida
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

A Sara le diagnosticaron cáncer de mama en enero. Su preocupación se centró en la enfermedad y en menos de dos meses fue operada. Una intervención que salió con éxito. Una luchadora más que superaba la enfermedad, pero sin saber que su recuperación iba a ser un poco distinta a la de los demás.

“Me intervinieron quirúrgicamente el día 11 de marzo y el 12 estaba en casa con el alta favorable, ya que mi incisión no fue muy grande”, comenta a GranadaDigital Sara Laut Santiago, a la que le pilló su lucha en mitad de la declaración del estado de alarma por la expansión de coronavirus en España.

Por ello, el postoperatorio y recuperación de esta paciente, como el de muchos otros, no está siendo el que indican los protocolos a los que estamos acostumbrados. Además de tener las primeras revisiones de sus heridas vía telefónica, el apoyo que recibe psicológicamente por parte de la Asociación Española Contra el Cáncer de Granada se ha tenido que adaptar a los tiempos que vivimos tras el confinamiento de la población.

“Que una persona se preocupe por ti después de un cáncer ayuda emocionalmente. Sin tener la psicóloga de la asociación un vínculo familiar conmigo, muestra una preocupación de cómo me encuentro por la enfermedad y anímicamente. Si te puede ayudar te ayuda y te da pautas para pasar los días más entretenidos”, afirma Laut, que encuentra el apoyo en estos días en los que hay que estar en casa, ella más que nadie por la reciente operación.

Las reuniones entre paciente y la asociación se hacen vía videollamada o llamada convencional. Se realizan con una periodicidad semana o quincenal, según las necesidades. “La mayor parte del día sola en casa porque mi pareja pertenece al grupo de trabajadores esenciales, así que el seguimiento me sirve mucho”, dice Sara.

Un ejemplo de superación

Sara Laut conoció la Asociación Española Contra el Cáncer de Granada a través de otro ejemplo de superación: su madre. “Por desgracia, hace dos años mi madre sufrió un cáncer de endometrio. Por ahí es por lo que conozco la asociación y el seguimiento psicológico. Ahora, ha tenido que ser en primera persona”, comenta Sara Laut.

Su madre sí que pudo hacer el apoyo psicológico de forma presencial tras superar la enfermedad. Algo que estos días ha tenido que cambiar para adaptarse a los tiempos que corren. Y es que, lo principal es proteger a pacientes y profesionales del contagio.

“Con esa ruptura tan radical se ha quedado mucha gente en el aire. Necesitamos que los pacientes sepan que tenemos un seguimiento para ellos. No presencial, salvo extremísima necesidad, pero hay recursos. La oncología sigue”, afirma a este medio Paco Jerez, presidente de la AECC de Granada.

Este estado de alarma decretado por el coronavirus no es el mejor escenario para la recuperación de pacientes. Pero el esfuerzo y la labor de la Asociación Española Contra el Cáncer de Granada intenta llegar a todos. “Aquí entran dos partes, lo que podemos aportar nosotros y la cultura digital que los pacientes tengan. Es mejor hacer estos encuentros por videoconferencia, pero el teléfono siempre está ahí. Esto nos ha hecho apretarnos el cinturón en cuento adaptación tecnológica”, afirma Jerez.

Los contactos con pacientes que han sufrido un cáncer han descendido durante estas semanas a pesar de las alternativas digitales que este confinamiento ofrece, por lo que la AECC quiere subrayar que sigue estando al lado de los que más lo necesitan y que todo va a salir bien.







Se el primero en comentar

Deja un comentario