Puntito a puntito (1-1), ahora en Pucela

Granada y Valladolid empatan en Zorrilla y los rojiblancos suman un punto más que les sirve para volver al anecdótico liderato

puerrtas
Puertas pugna por un balón con Nacho Martínez | Foto: LaLiga
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

Óscar Plano y Carlos Fernández fueron los encargados de aportar picante en un partido soso en el que ambas escuadras acusaron la acumulación de minutos. El Granada, que vio cómo le anulaban un gol, sigue sin perder fuera de casa y suma once puntos en seis citas.

Hasta cinco cambios incluyó Diego Martínez en su once inicial con respecto a los elegidos el pasado sábado ante el FC Barcelona: José Antonio Martínez, Gonalons, Vadillo, Carlos Fernández y Adrián Ramos fueron de la partida para dar descanso a Germán, Azeez, Yangel Herrera, Machís y Soldado. Mini revolución en los rojiblancos pensando también en el próximo sábado, cuando recibirán en Los Cármenes al Leganés en el que será el tercer partido en siete días.

El Valladolid comenzó el duelo mucho más enchufado que los rojiblancos, muy imprecisos atrás. Los de Diego Martínez pagaron el peaje del desgaste arrastrado desde el sábado y se vieron superados en el primer tercio de partido por un Pucela que arrancó como un tiro. Tanto es así que, cuando apenas habían pasado doce minutos, Toni Villa se puso la capa de superhéroe y, tras una magnífica jugada individual, sirvió un balón templado al centro del área para que Óscar Plano, que entró como cuchillo en mantequilla, adelantara a los suyos y materializara así la superioridad blanquivioleta en el inicio de partido. El tempranero gol dejó grogui a un Granada que no terminaba de cogerle el pulso al partido y que acusaba también la gran cantidad de caras nuevas en su once.

Poco a poco fue dando pasitos hacia adelante el conjunto nazarí, sosteniendo su juego en las acciones de Ángel Montoro y Antonio Puertas. El pivote hizo de bisagra y comenzó a generar fútbol para surtir de balones a los de arriba. El almeriense, por su parte, se echó el equipo a la espalda y de sus botas nacieron las mejores ocasiones del Granada.

En una de estas, a poco del descanso, el propio Puertas protagonizaba una excelsa jugada en la que, tras recortar y regatear a dos jugadores del Valladolid abría un balón en ventaja para Víctor Díaz y este la dejaba en el área para que Carlos Fernández rematara a gol. Llegó incluso a tocar Jordi Masip, pero no fue capaz de evitar el tanto del sevillano que servía para empatar un encuentro que se había puesto cuesta arriba desde muy pronto. Era la segunda diana del ex deportivista en lo que va de curso.

Con empate en el electrónico se llegó al descanso después de una primera parte dispar en la que el Granada fue mejorando con el paso de los minutos y llegó al término de los primeros 45 minutos mucho mejor que su rival de esta tarde.

A la vuelta de vestuarios, la tónica fue parecida: un Granada mordiendo más y mejor arriba y un Valladolid que se parapetaba atrás y trataba de salir rápido a la contra aprovechando la velocidad de Guardiola, Toni Villa y Sandro. Precisamente el delantero canario fue el autor de la mejor ocasión local del segundo acto, con un disparo desde la frontal que exigió lo mejor de Rui Silva.

Pocos minutos después se produjo la jugada más polémica de la segunda mitad: Ángel Montoro botaba una falta lejana con muchísima potencia y, tras repelerla Masip, Yangel Herrera remataba a gol, pero el tanto fue anulado por entender el colegiado que Domingos Duarte y Carlos Fernández entorpecieron al meta local y, por ende, se encontraban en fuera de juego.

A partir de ese gol anulado, un desfondado Granada comenzó a contentarse con el buen punto obtenido. Ni siquiera los cambios introducidos por Diego surtieron el efecto buscado y el Granada no conseguía materializar su superioridad momentánea.

La mala noticia la dejó José Antonio Martínez, que debutaba como titular en la tarde de hoy y se tuvo que marchar lesionado a diez del final. Veremos el alcance.

Anestesia total en el tramo final de partido y tanto blanquivioletas como rojiblancos se dieron por satisfechos con el empate conseguido. Un punto que sirve para devolver el liderato al Granada, a expensas de lo que ocurra el resto de la jornada. Desde ya, a pensar en el Leganés el próximo sábado.

Ficha técnica:

Real Valladolid: Masip, Javi Moyano, Kiko Olivas, Salisu, Nacho, Fede San Emeterio, Alcaraz, Óscar Plano, Toni Villa (Hervías, 72’), Sandro y Sergi Guardiola (Enes Ünal, 68’).

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Domingos Duarte, José Antonio Martínez (Germán Sánchez, 78’), Carlos Neva, Montoro, Gonalons (Yangel Herrera, 60’), Vadillo, Puertas, Carlos Fernández y Adrián Ramos (Machís, 55’).

Goles: 1-0, Óscar Plano (12’), 1-1, Carlos Fernández (42’).

Árbitro: Pizarro Gómez (comité madrileño), amonestó a Rubén Alcaraz, Sandro y Kiko Olivas por parte del Real Valladolid, así como a Yangel Herrera y Germán por parte del Granada.

Incidencias: Encuentro disputado en el Estadio José Zorrilla de Valladolid ante 18.410 espectadores.



Se el primero en comentar

Deja un comentario