Los pueblos más frescos de Granada para visitar en verano

La provincia granadina cuenta con varios municipios en los que se puede combatir bien el calor en estas fechas

Alpujarra, Capileira
Imagen del municipio de Capileira | Foto: Archivo GD
María José RamírezMaría José Ramírez
1

En este verano de la ‘nueva normalidad’ visitar la provincia de Granada es una buena opción para descubrir rincones y disfrutar de la belleza y gastronomía de los pueblos granadinos. Y si son lugares frescos, mucho mejor para poder combatir el calor en estas fechas. En GranadaDigital os proponemos una visita por los pueblos más frescos de la provincia de Granada durante el verano.

Lanjarón

El pueblo de Lanjarón forma parte del Parque Natural de Sierra Nevada y está situado en el sudoeste del mismo. Es un pueblo tranquilo, con antepasado árabe y muchos nacimientos de agua. Las innumerables fuentes que hay están adornadas con poesías, que el visitante puede leer mientras bebe agua fresca. Cuenta con construcción típicas como en la Alpujarra, calles estrechas y soportales, los llamados tinaos, que dan fresco en verano.

En Lanjarón hay un balneario al que han acudido multitud de visitantes a lo largo de su historia para tomar sus aguas. Es el más frecuentado de Andalucía y ofrece tratamientos naturales para dolencias como el reumatismo, la artrosis y las afecciones del hígado y del riñón. También tiene un museo de la miel y un castillo.

De la gastronomía de Lanjarón destacan productos derivados del cerdo como el jamón y la cecina y platos como la sopa de almendras, el potaje de castañas y de hinojos, costillas con calabazas y setas, gallina en salsa o arroz con conejo, destaca el Patronato de Turismo. Además, Lanjarón ofrece dulces típicos como el pastel de castañas, el flan con nueves y las tortas de higos secos.

Capileira

El municipio de Capileira también forma parte del Parque Natural de Sierra Nevada y está considerado como uno de los más altos de la Península Ibérica. Este pueblo de la Alpujarra tiene calles estrechas y empinadas. Durante el día puede hacer algo de calor, pero durante la noche es un lugar fresco ya que las temperaturas bajan considerablemente.

Capileira, además, cuenta con varias tiendas de artesanía y destaca por su rica gastronomía. Migas, choto, sopa alpujarreña, puchero de berza y el típico plato alpujarreño son algunos de los manjares que se pueden degustar en este municipio.

Al lado de Capileria se encuentran otros pueblos alpujarreños también frescos como Bubión, al que se puede llegar andando; Pampaneira o Trevélez.

Órgiva

El pueblo de Órgiva también forma parte del Parque Natural de Sierra Nevada y está ubicado en su vertiente sur. Está considerado como la capital de la comarca de la Alpujarra. Es un pueblo comercial que tradicionalmente ha abastecido a toda la comarca. Tiene pasado árabe, pero también cuenta con una colonia griega de Exoche y acoge a una comunidad hippie de varias nacionalidades. El verano es fresco en este municipio, pues las temperaturas no suelen superar los 30 grados.

De la gastronomía de Órgiva destaca el pimentón de bacalao, el ajo tostado, el remojón y el choto al colorín. Los dulces típicos con las tortas de higo.

Zafarraya

El municipio de Zafarraya es uno de los más frescos de la provincia de Granada. Es un lugar idóneo para visitar en verano por su cercanía a la playa y la frescura de sus huertas. Desde Los Llanos de Zafarraya se puede acceder por caminos de montaña hasta Loja, Salar o Alhama, pasando por parajes pintorescos como Las Parideras, El Carrascal, El Refugio o Fuente del Espino, como destaca el Patronato de Turismo en su web.

Desde Zafarraya también se puede acceder a la costa por veredas blancas, a través del pinar de Sierra Umbría. Además, si se sube por la carretera del Bernagal se puede contemplar la espectacular panorámica de todo los Llanos con el Boquete al fondo, resalta el Patronato de Turismo.

En la gastronomía de Zafarraya destacan las sopas cachorreñas, el ajo blanco y el morrete frío, platos tradicionales de la vecina Málaga, y también los chanquetes de la sierra, la sopa de maimones, los pucheros, el choto al ajillo, las chuletas de cordero o el lomo de orza. En los postres destacan los palillos, la arropía, el papabeotes y los roscos de San Marcos.

Almuñécar, Motril o Salobreña

Los pueblos de Costa Tropical también son una buena opción para combatir el calor durante el verano, si bien este año sus playas tienen aforo reducido y se deben respetar todas las medidas de seguridad para evitar la propagación del Covid-19. Almuñécar, Motril y Salobreña son los tres municipios más importantes de la costa granadina, donde las temperaturas son más suaves y se puede sobrellevar mejor los días de intenso calor.

En cuanto a gastronomía, en Almuñécar, por ejemplo, destacan platos con mariscos y también las migas con melón, la calabaza con longaniza o la zarzuela de pescado, y entre los postres, la mousse de chirimoya o las tartas de mango. En Motril son típicas las quisquillas, las gambas blancas, las cigalas y platos como el pulpo seco y la moraga de sardinas. De dulce destaca la torta real. Y en Salobreña se pueden degustar productos del mar como escabeches de pescados azules, pulpo seco, espetos de sardinas, zarzuelas de mariscos y pescados de roca a la sal, además de platos caseros, guisos, embutidos y frutas como la chirimoya, el mango y el aguacate.





Comentarios

Un comentario en “Los pueblos más frescos de Granada para visitar en verano

  1. Buenas, como amante de la Alpujarra y con todo el respeto al articulo, Lanjarón y Órgiva son las ollas de la Alpujarra. Mucho más fresquitos son Pórtugos, Trevelez, Bubión. Un saludo

Deja un comentario