El PSOE pide al resto de grupos “avanzar hacia una moción de censura” y el PP no concreta reunión para ello

"No podemos seguir permitiendo que este Ayuntamiento siga secuestrado", ha asegurado el portavoz socialista Francisco Cuenca

Debate del estado de la ciudad de Granada
Imagen de archivo del portavoz socialista Francisco Cuenca | Foto: Archivo / Antonio L. Juárez
Europa Press
0

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Cuenca, ha vuelto a reclamar una “solución ya, inmediata”, con base en su documento de 40 medidas para la ciudad, ante la actual crisis municipal, y ha pedido al resto de los grupos y a los ediles no adscritos “responsabilidad” para “avanzar hacia una moción de censura”. El PP, primera fuerza con la que pretenden reunirse los socialistas para ello, no han concretado cuándo sería ese encuentro.

“No podemos seguir permitiendo que este Ayuntamiento siga secuestrado”, ha señalado a los medios Cuenca, que, en el Pleno de este viernes, que ha calificado de “ficticio”, y antes de abandonarlo con la mayoría de los ediles del mismo, ha instado a iniciar este mismo viernes las conversaciones para “acordar un gobierno”.

Preguntado en relación con la reunión a la que le emplazaba el PSOE, que es la fuerza mayoritaria en el pleno con diez de 27 ediles, tras la presentación de su documento para promover una moción de censura encabezada por Cuenca, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, César Díaz, ha señalado que este viernes no habrá encuentro entre ambas fuerzas, y no ha detallado si se producirá en los próximos días.

“Tampoco puede pretender el PSOE llevarnos al retortero a un partido tan serio y riguroso como es el PP”, ha indicado César Díaz, que ha incidido en que el grupo socialista “suspendió” anteriormente una reunión para abordar la crisis.

La opción prioritaria del PP sigue pasando por la renuncia del alcalde, Luis Salvador, y la reedición del acuerdo con la formación naranja con que echó a andar el mandato municipal, que en esta ocasión requerirían de los apoyos de, además de Vox, los tres ediles no adscritos provenientes de las filas populares y ciudadanas.

Si no, se abriría la puerta a la moción de censura y que “el que sea consiga los 14 votos necesarios para poder producir” el cambio de gobierno, ha explicado Díaz, que ha señalado que lo básico para el PP es “la gobernabilidad de esta ciudad y la estabilidad de este Ayuntamiento”, y ha evitado pronunciarse por la posibilidad de repartirse la alcaldía con el PSOE lo que resta de mandato por una fórmula de “uno más uno”.

Vox critica “falta de sensibilidad”

Por su parte, Vox, formación a la que los socialistas descartaron de sus negociaciones para una moción de censura con el resto de grupos y los ediles no adscritos, ha criticado en una nota tras el Pleno la “falta de sensibilidad del resto” de formaciones con representación en el Ayuntamiento, que “no han llevado ni una sola iniciativa que resolviera el problema generado por la marcha de los concejales de Cs y PP, la más cobarde de las derechitas, del equipo de Gobierno, abriendo una crisis que afecta a todos los granadinos”.

Así, el portavoz municipal de Vox, Onofre Miralles, ha insistido en que la mejor solución para Granada es que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, en aplicación del artículo 61.1 de la Ley de Bases del Régimen Local, “promueva la disolución del Ayuntamiento de Granada y ponga el Consistorio en manos de una comisión gestora” para así convocar elecciones municipales parciales para la ciudad.







Se el primero en comentar

Deja un comentario