El PSOE denuncia el cierre del 98,6% de los centros de salud por la tarde y la Junta afirma que 25 siguen abiertos

Sánchez Rubio asegura que a este desmantelamiento se suma la contratación insuficiente de tan solo 89 profesionales sanitarios de refuerzo; la Junta, por su parte, afirma que los centros "mantienen su actividad y garantizan la seguridad"

hospital covid enfermería
Personal sanitario | Archivo
GabineteGabinete
0

La parlamentaria andaluza socialista Mª José Sánchez Rubio ha denunciado los recortes y la mala planificación de la Junta de Andalucía en materia sanitaria, quien “lejos de reforzar el sistema público en la provincia durante este periodo estival, lo está recortando y deteriorando mediante el cierre de centros de salud por la tarde y reducción de personal”, una situación que ha pedido que se revierta.

La Junta de Andalucía, por otro lado, asegura que el SAS mantiene en funcionamiento 25 centros de salud y 25 puntos de Urgencia en horario de tarde en la provincia de Granada. El gobierno andaluz asegura que, este año, por la situación pandémica por el Covid-19, la apertura de los centros está condicionada por las posibilidades de mantener circuitos diferenciados que garanticen la seguridad de los pacientes y los profesionales, siempre que existan alternativas compatibles con el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias.

En todo caso, con la garantía básica de activar cuantos recursos adicionales sean precisos para garantizar la asistencia sanitaria de calidad a la ciudadanía. Así, los centros sanitarios permanecerán en funcionamiento garantizando estas premisas y los puntos de urgencias serán los mismos que el resto del año. Las consultas en los centros de Atención Primaria se reorganizan por la tarde –de 15 a 20 horas–, debido también a las vacaciones de los profesionales, las reformas previstas, las altas temperaturas y la bajada global de la demanda en este tramo horario.

Para Sánchez Rubio, la Junta “debe reaccionar inmediatamente para reforzar el sistema sanitario y asegurar no solo un buen servicio de atención a la ciudadanía a través de la red de centros de atención primaria de la provincia que, además, en este momento juegan un papel fundamental en la detección, prevención y control de los contagios y rebrotes”.

“En esta situación tan crucial, el 98,6 por ciento de los centros de atención primaria, consultorios y centros de salud de la provincia están cerrados por las tardes hasta el 15 de septiembre. Es decir, de los 339 centros solo 5 abrirán por las tardes. A este tijeretazo hay que añadir los 70 consultorios que permanecen cerrados a cal y canto”, ha apuntado.

“Una realidad muy preocupante que hace materialmente imposible detectar, prevenir y aislar los brotes de la pandemia que se están produciendo y, por otro lado, normalizar la atención y la cobertura sanitaria que requiere y necesita la ciudadanía, especialmente en el mundo rural que además en estas fechas vive un incremento exponencial de la población”, ha expuesto.

Contrataciones

En materia de personal, Sánchez Rubio ha criticado que de los 3.209 profesionales con los que la Junta supuestamente iba a reforzar el sistema andaluz de salud, tan solo 89 contrataciones corresponden a Granada. “Una cifra a todas luces insuficiente, que nos convierte en la provincia andaluza en la que menos incorporaciones se han realizado”, ha detallado tras recordar el enorme esfuerzo que ha realizado y realiza todo el personal del Servicio Andaluz de Salud.

La Junta de Andalucía, sin embargo, afirma que, de los más de 20.000 contratos de refuerzo para verano, 2.848 irán destinados a la provincia de Granada. Se trata de contratos de dos meses de media con la siguiente distribución: un 10% son contrataciones a personal facultativo, un 34,5 para personal de Enfermería, en torno a otro 30,5%, técnicos superiores y de grado medio, mientras que el 25% restante está cubierto por personal administrativo, de mantenimiento y de hostelería.

Además, el plan de alta frecuentación por Covid-19 prevé ya más de 560 contrataciones en la provincia de Granada; un número que podrá ampliarse en función de la evolución de la pandemia.

En este apartado, Sánchez Rubio ha recordado el malestar que estas decisiones están causando entre los sindicatos del sector, que ayer provocó que UGT abandonara la Mesa Negociadora de la Salud tras la negativa del SAS a mejorar las condiciones laborales.

“Desde luego que no es la mejor forma de afrontar el escenario de crisis que atravesamos y dar respuesta a las demandas y urgencias sanitarias de las y los granadinos”, ha afirmado Mª José Sánchez, que ha insistido en que el máximo representante de la Junta en la provincia y presidente del PP, Pablo García, “tiene que dar la cara y explicar el por qué de esta nefasta gestión. Lleva meses callado y entregado a una campaña efectista y de autobombo que está fuera de lugar y alejada de los problemas diarios”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario