Granada concentra tres de las cinco zonas básicas de salud con más incidencia de Andalucía

Los cuatro distritos sanitarios de la provincia suman conjuntamente 33 de estas demarcaciones estrechamente ligadas a la atención primaria

Granada.- Coronavirus.- Maracena pide una solución a las colas del centro de salud en los accesos de un colegio
Los centros de salud, como este de Maracena, determinan las zonas básicas | Foto: Archivo
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

Casi ocho meses han pasado ya desde que Granada registró su primer caso de coronavirus. Fue a principios de marzo en Almuñécar, y en aquel entonces -cuando la provincia aún era la única de Andalucía y una de las pocas de España que no habían registrado positivos- pocos o muy pocos podían imaginar lo que estaba por venir.

La realidad hoy es bien distinta. Las cifras empeoran por días y en este tiempo la ciudadanía ha incorporado a su vocabulario terminología que hace un año eran desconocidos para el gran público. Tasa de incidencia, prueba diagnóstica de infección activa, distrito sanitario, test de antígenos, serología… En definitiva, un glosario de palabros imprescindibles para entender los indicadores que determinan la evolución de la pandemia.

Con la provincia en la alerta 4 decretada por el Gobierno tanto por el colapso hospitalario como, sobre todo, por la incidencia acumulada en los últimos 14 días -Granada acumula casi 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, cuando Sanidad fijó más de 250 como límite para elevar el riesgo a extremo-, todavía hay unas siglas que parecen resistirse a copar titulares: las de las zonas básicas de salud (zbs).

Basta con una búsqueda rápida en Google para entenderlo. Mientras que pesquisas como ‘PCR’ o, algo menos común como ‘distrito sanitario’, acumulan 191 y 32,4 millones de resultados en el buscador de las gafas (58,2 y 3 millones en la sección noticias), ‘zbs’ apenas alcanza los 2,6 y únicamente 32.700 en ‘Google News’.

Pero, ¿por qué es tan importante esta delimitación geográfica? La respuesta es sencilla. Y es que se trata de la unidad más elemental en cuanto a demarcaciones sanitarias se refiere, por lo que puede servir de base a la Junta para establecer medidas restrictivas en niveles territoriales mayores al ámbito municipal pero inferiores a la provincia, la comarca o incluso el distrito.

Una zona básica de salud engloba todos los municipios o localidades coordinados desde el punto de vista sanitario por el centro de atención primaria más cercano. Algo que en esta pandemia del Covid resulta fundamental para notificar casos a las autoridades. Así, por ejemplo, la de Albolote se extiende por su propio territorio además de los de Calicasas, Colomera y Deifontes.

Granada suma un total de 33 en sus cuatro áreas sanitarias y, como es de esperar, la mayoría presentan datos alarmantes. No en vano, tres de las cinco ‘zbs’ de toda Andalucía con más incidencia acumulada en los últimos 14 días se encuentran en la provincia. Concretamente, en el Distrito Metropolitano. Y dos de ellas –Peligros, con 1.688,2 positivos por cada 100.000 habitantes. y Santa Fe (1.621,6)– ocupan los dos primeros lugares del ranking.

La primera engloba a Pulianas además de al mismo municipio peligreño. La de Santa Fe es más grande y afecta a seis núcleos: Chauchina, Chimeneas, Cijuela, Fuente Vaqueros, Láchar y el propio municipio de Santa Fe. Por detrás aparece la zona básica de Los Vélez (Almería), con 1.531 casos por cada 100.000 habitantes y la de Aguilar (Córdoba), con 1.455,6. Ahí vuelve a aparecer una demarcación granadina. Concretamente la de Íllora (1.402,4), cuyo centro de salud sólo rastrea los casos de su propio municipio. Una cara de tantas que tiene la moneda del coronavirus.

Cambios territoriales

El criterio que determina el ámbito de extensión de cualquiera de estas ‘zbs’ se rige más por un patrón práctico que de pura geografía política. Sirva como ejemplo el hecho de que el ‘Mapa de Atención Primaria de Andalucía’ recoge en un anexo todos los núcleos, valles, localidades, anexos, pedanías, entidades autónomas, poblados, cortijadas, aldeas o cualquiera que sea la división inferior al municipio de todos los de la comunidad; con el fin de categorizarlos. Y por eso, en 2002 Salud revisó hasta cinco de estos territorios en Granada que pertenecían a la zona básica de su propio municipio en lugar de a la del centro de salud más cercano.

Este es el caso de Sierra Nevada, que dejó de estar adscrita a la ‘zbs’ de La Zubia para pasar a la de Granada; Bácor-Olivar, que cambió Guadix por Baza; Belerda, Guadix por Purullena; Trasmulas, Pinos Puente por Santa Fe, y Lújar, que pasó de estar en la de Albuñol para pertenecer a la de Motril. Algo que también se hizo en el resto de provincias.

Por distritos sanitarios, es el Metropolitano el que más engloba (18). Son Albolote, Alfacar, Alhama de Granada, Armilla, Atarfe, Cenes de la Vega, Churriana de la Vega, Huétor Tájar, Íllora, Iznalloz, La Zubia, Loja, Maracena, Montefrío, Peligros, Pinos Puente, Santa Fe y Valle de Lecrín. Con siete aparecen el Sur (Albuñol, Almuñécar, Cádiar, Motril, Órgiva, Salobreña y Ugíjar) y el Noroeste (Baza, Benamaurel, Guadix, Huéscar, Marquesado, Pedro Martínez y Purullena), mientras que la única zona básica del Distrito Granada -que se extiende por Jun, Huétor Santillán y Beas de Granada; además de la propia ciudad- es la capital misma.

Las zonas básicas de salud son el triste reflejo de lecturas más amplias como las de los distritos sanitarios o la de la provincia de Granada en sí misma. Pero, en resumen, encierran el mismo porqué. El que mantiene a la provincia en una situación extrema.







Se el primero en comentar

Deja un comentario