El problema en la Zona Norte continúa: “Tenemos derecho a nuestra luz”

Con el objetivo de encontrar una solución, se ha vuelto a reunir la Mesa de Trabajo de la Zona Norte en la Subdelegación de Gobierno

Organizaciones sociales convocan una concentración contra los cortes de luz. Ante la Subdelegación del Gobierno en Granada
Uno de los asistentes a la manifestación con una manta por encima para visibilizar la terrible situación | Foto: Antonio L. Juárez / GD | Vídeo: Dani B. / GD
Rosa NúñezRosa Núñez
0

Los cortes eléctricos siguen siendo uno de los mayores problemas en Granada. Y ya no sólo en la Zona Norte, como lleva pasando desde hace años, sino que esta situación se está haciendo patente en otras partes de la ciudad, como en el barrio de La Chana o en Haza Grande, así como en municipios del Área Metropolitana, como Atarfe, Pinos Puente, Vegas del Genil, o Churriana de la Vega, según ha destacado el alcalde, Luis Salvador.

Sin embargo, denominarlos cortes de luz ya no parece ser suficiente, puesto que los vecinos de estas zonas no sólo se quedan durante horas a oscuras en sus casas, sino que no pueden conectar radiadores y estufas, o estudiar y trabajar con sus ordenadores. Y si se tiene en cuenta que es enero, pleno invierno, que además ha invadido el país una borrasca llamada Filomena, y que en tiempos de Covid-19, los trabajos a distancia y las clases online son básicas, el problema sigue engordando cada vez más.

Si bien hace más de un lustro que esto lleva ocurriendo en la Zona Norte, nunca habían sido cortes tan seguidos ni duraderos, ya que, desde hace un par de semanas, estos pueden llegar a durar entre ocho y doce horas. Una vecina denuncia que no es algo puntual, sino que “es un día, otro día, y otro día”. Para más inri, los habitantes de estos barrios y más afectados son personas mayores y familias con niños pequeños.

Por este motivo, y con el objetivo de paliar la situación, en la mañana de este viernes, se ha celebrado de nuevo la Mesa de Trabajo de la Zona Norte, en la que han estado presentes la subdelegada de Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, el alcalde de la ciudad, Luis Salvador, así como el Defensor del Ciudadano, Manuel Martín, entre otros.

Mesa de Trabajo de la Zona norte | Foto: Antonio L. Juárez / GD

El primer edil ha asegurado que esta “no se trata de una reunión para tirarnos los trastos a la cabeza, sino de ver qué podemos hacer cada uno de nosotros para, con realismo, decidir qué se hace con un problema en el que se ha mirado para otro lado buscando culpables y motivos”.

El máximo responsable municipal ha defendido que, a su vez, las administraciones implicadas deberán asumir sus competencias a través de un plan con actuaciones integrales en todos los niveles, entre las que ha destacado, las medidas policiales, promoción de la vivienda, programas sociales y de educación.

Con respecto a las declaraciones por parte del grupo socialista municipal, tachando al alcalde de haber acusado a los vecinos de la Zona Norte de cultivar marihuana, el líder del Ayuntamiento se ha defendido diciendo que las plantaciones ilegales son una de las principales razones de estos cortes de luz, pero ha reiterado que no culpa a los habitantes de la zona de manera generalizada. La solución está, según Salvador, en “que cada una de las administraciones pongamos todos nuestros servicios para detener los enganches ilegales“.

Durante y después de la reunión, varias organizaciones sociales y vecinos de distintas partes de la ciudad, se han manifestado a las 10:15 horas frente a la Subdelegación del Gobierno en Granada, en la Gran Vía de Colón. Algunas de estas asociaciones convocantes han sido Anaquerando, la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados, la Asociación de Vecinos Nueva Cartuja, la Asociación de Vecinos Casería de Montijo, la Asociación Sociocultural la Paz, Diálogo y Acción, la Fundación Lestonnac Montaigne, la Parroquia de la Sagrada Familia y Nuestra Señora de la Paz o la delegación en Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

Algunos de los vecinos que han acudido a la movilización, ataviados con mantas para hacer más visible su protesta, denuncian que “somos clientes, pagamos” los recibos, y aun así, les “siguen cortando la luz sistemáticamente”. Una señora ha apelado a que “tenemos derecho a nuestra luz” y que “no tenemos nada más que recibir lo que pagamos”. Esta situación “es un elemento de desigualdad“, ha denunciado uno de los representantes en la manifestación.

La solución aún está por ver, aunque los vecinos de la zona no pueden esperar más y creen que “lo que hace falta es ponerse de acuerdo y comprometerse”. Por su parte, Natalia García, delegada de APDHA, considera que se necesitan “soluciones técnicas que garanticen el acceso al suministro eléctrico en nuestros barrios”.

El pasado martes, los vecinos de Casería de Montijo, acompañados del Defensor del Ciudadano de Granada, Manuel Martín, se concentraron también allí solicitando la inmediata solución del problema.

La Organización Mundial de la Salud (ONU) está analizando las consecuencias socio-económicas que traerán consigo estos cortes de luz. Así lo hizo saber la institución internacional en un informe que envió al Defensor del Ciudadano de Granada, Manuel Martín.







Se el primero en comentar

Deja un comentario