El Granada afronta un último esfuerzo antes de un merecido descanso

Las bajas por problemas físicos y por coronavirus han mermado la plantilla rojiblanca, que trató de posponer el partido ante la Real Sociedad

Granada CF - Sevilla FC
El Granada busca una nueva gesta en el Reale Arena | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

Hay partido, eso es lo que ha dicho LaLiga. Los últimos contagios en la plantilla del Granada no han echado el freno a una nueva jornada de Primera División pese a que el equipo nazarí intentó por todos los medios que se aplazase el duelo ante la Real Sociedad por falta de efectivos. Pero el organismo que rige Javier Tebas cree que los rojiblancos cuentan con suficientes jugadores de la primera plantilla para hacer frente al choque.

El destino, o simplemente la mala suerte, no paran de poner trabas a la ilusionante temporada granadinista. Pero este equipo ya ha demostrado que su fortaleza mental va más allá de cualquier posible traba que se pueda encontrar en el camino. El partido ante el Omonia Nicosia en Chipre solo fue una prueba más de esta ‘Eterna Lucha’ que el club lleva por bandera.

Sin entrenador y sin algunas de sus principales figuras, los rojiblancos horizontales consiguieron sacar adelante un duelo que el resto de rivales del grupo habían sufrido bastante. El techo de este Granada aún no está puesto y el siguiente piso a escalar lo ocupa la Real Sociedad. Los txuri-urdines están desplegando un gran fútbol que, al igual que a los de Diego Martínez, les está dando grandísimos resultados en la Europa League.

La acumulación de partidos en este caso será igual para ambos conjuntos, que el pasado jueves disputaron sus partidos a la misma hora. Pero es en el apartado de bajas donde el Granada deberá reinventarse una vez más con Diego Martínez lejos. Y es que no solo el coronavirus ha mermado al cuadro nazarí, los problemas físicos y musculares también se han cebado con el equipo andaluz.

De una forma u otra, el Granada siempre ha encontrado un nuevo camino para solucionar sus problemas este curso. Sobre todo en el lateral derecho, posición en la que no ha semana que un jugador no caiga presa de alguna molestia o dolencia. Primero fue Víctor Díaz y luego Foulquier, mientras que Puertas y Vallejo salieron al paso y también terminaron contagiados de COVID. Y el último en hacer su aparición ha sido Pepe. El joven canterano, que debutó en Europa League, terminó el choque en Chipre con molestias, aunque no parecen ser nada grave.

La lista que Diego confeccionará para Víctor Lafuente, que ya se sentó en el banquillo rojiblanco ante el Omonia, tendrá que ser de nuevo un triple salto mortal con tirabuzón que sorprenda a casi todo el mundo para poder rellenar con solvencia todos los huecos vacíos que se han quedado. Y el primero en regresar podría ser Foulquier, que a pesar de que viajó a Nicosia, al final se quedó fuera de la convocatoria en el último momento.

Pero no regresará. De hecho, tras la desestimación del recurso impuesto por el Granada para suspender el partido, el conjunto rojiblanco viaja con solo siete jugadores de la primera plantilla a los que se le suman seis futbolistas del filial. Nehuén, Soldado, Eteki, Luis Suárez, Jorge Molina, Machís y Kenedy son los que cuentan con el permiso para viajar. Es decir, cinco delanteros, un defensa y un centrocampista.

La vuelta del francés sería de gran ayuda para la defensa por todo el recorrido que tiene por la banda. Pepe estuvo muy seguro, pero la Real no es el Omonia. El lateral galo tiene la virtud de poder subir y bajar la banda tantas veces como quiera, mientras que al joven canterano se le vio muy esmerado en las tareas defensivas y no tanto así en las ofensivas.

El conjunto vasco llega en un momento pletórico de forma. Con un partido más que el Granada y el Real Madrid, se sitúa líder de la Primera División con solo un partido perdido y un triunfo del Granada significaría poder empatar a puntos en la cabeza de la tabla a expensas de lo que hagan Real Madrid y Villarreal. La incorporación de Silva ha servido para poder ocupar el hueco que dejó de buenas a primeras Odegaard.

El canario ha sabido acoplarse muy bien al equipo y ha logrado combinar de manera sensacional con Oyarzabal, Portu, Isak y Willian José. Un cuarteto atacante capaz de amedrentar a las mejores defensas de Europa. Sus combinaciones y juego de toque harán que la zaga del Granada tenga que estar más atenta a los movimientos que se produzcan a su espalda.

Esta será la última prueba de fuego antes de un merecidísimo descanso por un nuevo parón por selecciones nacionales. Una semana de tranquilidad en la que muchos esperan que el Granada a tener a su disposición a la mayoría de jugadores. Tiempo para que los contagiados, con un poco de fortuna, dejen atrás el virus. Un tiempo para pensar con tranquilidad y reestructurar. Pero antes hay que intentar llevarse los tres puntos del Reale Arena.


Alineaciones probables:

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Elustondo, Le Normand, Aihen; Zubimendi, Merino; Portu, Roberto López, Oyarzabal; Willian José.

Granada: Demasiadas incógnitas por las bajas.

Hora: 16.15 horas en el Reale Arena de San Sebastián.

Colegiado: Del Cerro Grande sobre el césped con el apoyo de Mateu Lahoz desde el VAR.







Se el primero en comentar

Deja un comentario