El Granada viaja a Pamplona con un ojo en el mercado

El cuadro rojiblanco se mide a Osasuna en el inicio de la segunda vuelta mientras espera los necesarios refuerzos invernales

Granada CF - CA Osasuna
El Granada quiere repetir la victoria del año pasado | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

Ya lo dijo Diego Martínez en la rueda de prensa previa al partido: “Es necesario que lleguen más jugadores”. Sin embargo, mientras estos terminan por definirse, el Granada deberá hacer frente a Osasuna lejos de casa, en un campo siempre complicado, pero que en esta ocasión no tendrá el apoyo de su público.

La obligatoriedad de la llegada de nuevos hombres estará representada en Pamplona en el centro del campo. El técnico gallego deberá hacer cábalas para conseguir armar un mediocampo que sea capaz de aguantar los envites rojillos. Gonalons continúa lesionado, mientras que Eteki y Yangel Herrera están sancionados tras las cartulinas que vieron la pasada jornada ante el Villarreal.

Esto ha dejado a Diego con solo Montoro y Milla como centrocampistas puros. A partir de ahí, se abren varias vías para completar el once. Una de ellas es variar el tradicional 4-3-3 a un 4-4-2, poniendo a dos hombres en banda y a dos delanteros en punta.

La segunda opción más clara sería volver al 4-2-3-1 con un mediapunta que haga de enlace entre los centrocampistas y los delanteros. El problema con ambas combinaciones siempre ha estado en el zona defensiva. La ausencia de ayudas al recuperador principal ha creado problemas en la defensa rojiblanca desde el comienzo de la temporada cuando se ha tocado el esquema.

Mientras llegan o no los refuerzos invernales, los rojiblancos deberán centrarse en seguir con la misma dinámica que les ha hecho romper el récord de puntos en una vuelta que consiguieron el año pasado. El ‘camaleón’ de Diego Martínez tendrá que volver a mimetizarse y adaptarse a un entorno complicado como es Pamplona.

Hace poco más de un mes que el Granada visitó la capital navarra y desde que entró 2021 ha tenido que torear dos veces más en plazas frías como son León y Eibar. El frío fue crucial en los tres encuentros y por momentos atenazó al cuadro granadinista.

También se espera lluvia durante gran parte del día, aunque no tan intensas como las que cayeron sobre Ipurua el día que el Granada visitó el feudo armero. Aun así, el estado del césped es un motivo de preocupación más para Diego y para unos jugadores que han acumulado más fatiga que el resto de competidores.







Se el primero en comentar

Deja un comentario